23 JUL 2016

5 años sin Amy Winehouse

Vivió rápido, caminó por el lado salvaje y murió muy joven. El recuerdo de su vida
4509

Una joven mujer sobre el escenario, tambaleándose, tratando de cantar, dejando caer el micrófono, confundida y perdida. Una imagen que se puede ver en YouTube y que sirvió para ver el complicado momento que llegó a vivir Amy Winehouse. Fue en junio de 2011, durante un show en Belgrado, Serbia. Necesitaba ayuda. Al mes siguiente, aquel sábado 23 de julio, la cantante fue encontrada muerta en su casa ubicada en la zona de Camden Town, Londres. Fue el nacimiento del mito y de miles de historias.

 

 

Mucho se habló sobre las causas de su muerte. El informe del forense sentenció que Amy había muerto debido a un problema respiratorio tras caer en coma etílico. En su habitación se encontraron tres botellas vacías de vodka y en su organismo tenía 416 miligramos por decilitro de sangre (350 miligramos se considera un porcentaje letal).

 

El entorno que acompañó a la cantante a lo largo de su corta carrera dio mucho que hablar. Por un lado estuvo su familia ¿Qué papel cumplió? “Decían que se había suicidado, que murió por las drogas y quise dejar las cosas claras. La prensa nunca reconoció que Amy se había desintoxicado durante casi tres años. Incluso ahora, cuando ha pasado tiempo y se sabe lo que pasó, viene algún periodista diciendo que era una drogadicta. No es verdad”, contó Mitch Winehouse , su padre, durante una entrevista en 2015 con Vanity Fair. También sorprendió con una frase: “Los últimos 18 meses de mi hija fueron los más felices de su vida”. Por aquella época, la artista quería formar una familia con su pareja Reg Travis.

 

Amy soñaba desde muy joven en un futuro tranquilo junto a su familia y hasta lo dejó en claro durante una entrevista en 2004 con The Independent, que se mantuvo por un tiempo sin ver la luz. "En 10 años más tendré 30. Me veo establecida y con hijos, por lo menos cinco y espero no ser una mala madre. Siempre voy a trabajar desde casa y tendré un estudio en mi casa. Me imagino que estoy grabando abajo, en el sótano, y que los niños vayan a buscar a su mamá. Luego van a intentar a cantar en el micrófono y va a ser lindo" contó.

 

"Amy me estaba contando algo sobre un momento determinado de su vida que era.... 'Él trató de hacerme ir a rehabilitación y yo estaba como, "Pff, no, no, no", "ding ding ding ding ding", dijo Mark Ronson

 

Blake Fielder fue otro de los personajes en la historia de Amy. Fue el responsable de iniciarla dentro del infierno de las drogas. El exesposo de la reina del soul se arrepintió sobre el papel que cumplió dentro de la pareja. "Entre los seis o siete años de relación en los que Amy y yo lo dejamos y volvimos, consumimos los dos juntos drogas durante cuatro meses", destacó a la agencia EFE, en 2013. Se habían casado de forma secreta el 18 de mayo 2007.

 

Rehab fue la canción que llevó a Amy Winehouse a la fama. Muchos se sorprendieron con aquella voz con la carga emotiva de las grandes estrellas del soul. Formó parte del segundo y reconocido trabajo “Back to Black”. Fue compuesta junto a su amigo y productor Mark Ronson . Una letra autobiográfica que recrea la negación que tenía la cantante en entrar en rehabilitación.

 

 

“Estábamos caminando por Nueva York y habíamos estado trabajando juntos una semana. Fuimos a un local ya que quería comprar un regalo para su novio. Amy me estaba contando algo sobre un momento determinado de su vida que era.... 'Él trató de hacerme ir a rehabilitación y yo estaba como, "Pff, no, no, no", "ding ding ding ding ding" Después de esa frase Amy me dijo... 'Tenemos que volver al estudio”, describió Mark Ronson a la BBC.

 

Amy Jade Winehouse, ese era su nombre completo. Había nacido el 14 de septiembre de 1983, en el seno de una familia judía y con una importante fanatismo musical, principalmente en el jazz. Creció en Southgate, al Norte de Londres, junto a su padre, su madre Janis y su hermano mayor Alex.

 

Desde muy chiquita se interesó por el arte. A los 10 años llegó a darle vida junto a su amiga Juliette Ashby a una banda de rap llamada “Sweet ‘n’ Sour”. El productor Alan Glass, padrastro de su compañera, notó el talento de las chicas y las llevó al estudio para grabar tres canciones: Glam Chicks, Spinderella y Boys...Who Needs Them. Asif Kapadia realizó un maravilloso trabajo documental donde podemos descubrir aquellos primeros años de Winehouse en la música.

 

A los 13 le regalaron su primera guitarra donde comenzó a darle vida a sus primeras canciones. Estudió teatro, pero fue expulsada por no mostrarse muy interesada. Al poco tiempo se animó a tocar por distintos escenarios y ya con 16 era toda una cantante profesional y al poco tiempo firmó su primer contrato discográfico.

 

El disco “Frank” (el nombre en honor a Frank Sinatra) fue su primer gran paso en la industria. Editado en 2003 tuvo varios simples como Stronger Than Me, Take the Box y In My Bed, You Sent Me Flying, entre otros. La respuesta del público y de la crítica fue muy buena. Esa chica flaca, con un peinado voluminoso y una voz poderosa prometía mucho.

 

 

Amy dio clases con su magistral estilo cargado con referencias del soul, el jazz, el R&B y ska. Una combinación perfecta, emotiva y mágica. Un talento monumental que estaba para grandes logros. Fue y sigue siendo un referente musical para muchos jóvenes. Se fue muy rápido, con 27 años, sumándose a aquel temido y famoso y sobrevalorado grupo integrado por Robert Johnson, Brian Jones, Jimi Hendrix, Jim Morrison, Janis Joplin y Kurt Cobain que partieron de esta tierra con dicha edad. La gran Winehouse sigue emocionando con cada una de sus canciones.