27 SEP 2016

50 años de rock nacional: habla la nueva guardia (parte VI)

Este mes, Callate Mark, Atrás Hay Truenos, La Patrulla Espacial y Bicicletas cuentan qué piensan sobre el presente y el futuro de nuestra música.
1057
Por Maxi Poter

Una nueva entrega del especial que en Generación B estamos desarrollando hasta fin de 2016, donde convocamos a los más destacados artistas emergentes del rock nacional en el año en que celebra sus cinco décadas. ¿La idea? Darles el espacio para saber qué opinan, qué sienten y qué ideas tienen de sí mismos y de la escena actual aquellos que componen el futuro inmediato de nuestra música. Una escena muy golpeada por diversos acontecimientos (económicos, culturales y sociales) y que suele ser bastardeada desde diversos sectores con conceptos como “el rock nacional está en decadencia” o el “acá no pasa nada”. 

Pasaron cinco entregas de este dossier, donde ya reunimos a 27 artistas, entre ellos Marilina Bertoldi, Roma, Sambara, Bestia Bebé, Surfistas del Sistema, Indios, Rayos Láser, Foxley, Reyes del Falsete, Utopians, Ibiza Pareo, Maleza, Científicos del Palo, Barco, Támesis, Guauchos, Valle de Muñecas, Ministerio de Energía y Bandalos Chinos

En esta oportunidad, convocamos a Tadeo Luna (Callate Mark), Roberto Aleandri (Atrás Hay Truenos), Werner Schneider (La Patrulla Espacial) y Julio y Diano (Bicicletas).

 

Transcurridos 50 años de rock nacional, ¿qué opinión tienen sobre el estado actual de la escena local?

 

Luna: Está claramente en un momento de crecimiento muy fuerte. Hay bandas en todas partes, haciendo cosas muy interesantes, y las plataformas para difusión de música nunca fueron tan accesibles. Esto último, que nos atraviesa como escena nacional y como generación, crea un desafío interesante. Generar un público hoy es una tarea un poco más ardua, ya que la oferta de bandas es altísima y escucharlas sin moverte de tu casa es muy fácil. Ya no hace falta ir a ver a un grupo para conocerlo. Cómo oyente, la cantidad de material disponible y de cosas interesantes para ver puede marear un poco e, inclusive, se vuelve más difícil sorprenderse. Cómo músico, plantea un desafío en el hecho de ver qué posición toma uno respecto a esta situación, y de qué manera va a llamar la atención. En un mar de bandas sonando, ¿de qué forma me hago escuchar? Así que tiene pros y contras. Pero, más allá de eso, es un gran momento para formar parte de la escena nacional. La vieja ola está terminando, y una nueva ola se está gestando.

 

 

Aleandri: Se está viviendo una renovación y revolución artística muy hermosa en nuestro país y en el mundo en general, donde mucha música  y otras disciplinas son concebidas desde el corazón y la sensibilidad. Todo sucede en un circuito y un espacio que nada tiene que ver con el mercado de masas. 

Por suerte, están surgiendo movimientos, lugares y  artistas con una visión nueva del mundo y una nueva manera de hacer las cosas y de crear sus obras y mostrarlas. Todo basado en el compartir y en vivir la experiencia de hacerlo; eso nos da mucha esperanza y alegría.

Sería hermoso que haya más lugares y espacios para la difusión de todo esto, que más gente se acerque a descubrir este nuevo mundo. Pero, bueno: hay que darle tiempo, cada vez son más y todo va creciendo. Esperemos que nunca se detenga para que el mundo sea un lugar mejor cuanto antes.

Schneider: El rock hecho en la Argentina goza de muy buena salud en sus recién cumplidos cincuenta añitos de eterna juventud. ¡Larga vida a esta hermosa música: esto recién comienza!

Julio: Hay mucha creatividad y actividad. Muchas bandas nuevas, talento y buenos discos, pero esto a veces parece solo reservado para el under nomás. Mientras, el mainstream de las radios sigue pasando las mismas fórmulas de siempre o llega demasiado tarde.

Diano: Nuestra cultura rock siempre tiene tensiones. Elegimos la futurista de Manal y Babasónicos.

 

 

¿Se sienten parte de una generación de artistas, de un conjunto de músicos representativo de un momento del país? 

 

Luna: Sí. Estamos viviendo un momento único y participando activamente. Hay varias bandas que podrían considerarse parte de un conjunto, o incluso un movimiento. A nivel sonido, a nivel público y entre los grupos. Hay varias tendencias. Aunque tenemos buena onda con varias que conocimos tocando en estos años (Surfistas del Sistema, Banda de Turistas, Indios, etc.), lo que nosotros hacemos no sé si puede considerarse parte de una movida específica. Entre tantos sonidos distintos, lo nuestro tiene puntos en común con muchas cosas de varias bandas locales del momento y, a la vez, es bastante único en el sentido de que nos cuesta terminar de identificarnos con la mayoría de los grupos que nos rodean.

Aleandri: Nos hace sentir bien imaginarnos que formamos parte de toda esta generación nueva, que tiene algo así como una misma visión sobre la belleza, algo nuevo. Nosotros, por ejemplo, pertenecemos al sello Laptra, donde hay un montón de artistas zarpados que son un claro ejemplo de esto. Se están formando sellos y movidas en otras provincias (nosotros somos de Neuquén) y eso es algo nuevo también para nuestro país, donde todo siempre estuvo concentrado en Capital o en las grandes ciudades. Está el caso de YoConVoz Discos, en Tucumán, Polvo Bureau, en Rosario, y un montón más, generando movidas increíbles y a pulmón.

 

 

Schneider: Formamos parte del momento más importante de la historia universal: el presente. Y todo lo que está sucediendo en este preciso instante es excesivamente representativo de lo que sea que esté pasando en el mundo entero. Somos parte de una generación cargada de energía, llenando de vida aquellos lugares deshabitados por las multitudes. Y nuestros pares son muchos: Los Bluyines, Fútbol, El Rey Abeja, Los Espíritus y Shaman y Los Pilares de la Creación. Una lista interminable. 

Julio: Sí, sentimos que somos parte de algo distinto desde hace unos años. Muchas bandas pares a nosotros, de nuestra generación, siguen tocando. Valle de Muñecas, Fantasmagoria, Peyotes, Pakidermos y El Mató a un Policía Motorizado son algunas con las que nacimos en el nuevo siglo y hoy siguen. Y otras mutan, como Doris y amigos con Onda Vaga y Mataplantas y amigos con Cosmo. Con todas nos seguimos acompañándonos en el arte y la amistad. 

 

¿Qué bandas nacionales creen que pueden tener un lugar destacado en la escena en los próximos años y por qué?

 

Luna: Como están las cosas, el panorama es bastante incierto. Eruca Sativa hizo hace poco un primer Luna Park, y eso hoy es un gran logro. Bandas como Utopians, Los Espíritus, El Mató... están trayendo nuevos aires a la escena local y les está yendo muy bien. No me sorprendería seguir escuchando sobre ellos en los próximos años. Hay algunas que perfilan y la medida de eso es palpable en su repercusión en la gente, en los shows. Ahí es donde se ve la posta. Y, claro: Callate Mark seguirá trabajando para estar cada vez más presente y sonar cada vez más fuerte en la escena local.

Aleandri: Nos gustan mucho las bandas de nuestro sello, Laptra, como Las ligas Menores, Koyi, Bestia Bebé, El Mató... Las bandas del sello YoConVoz Discos, Mi Amigo Invencible de Mendoza, y Los Reyes del Falsete son increíbles; todos artistas con los que nos identificamos. Es cuestión de buscar y meterse en las movidas ir a los shows y festivales que gestiona cada sello y sus grupos. Vas descubriendo un montón de artistas que la rompen mal y flasheás con todo lo nuevo que hay.

Diano: Nos encantaría hacer un festival con Morbo y Mambo, Marilina Bertoldi, Usted Señálemelo y el retorno de los Mataplantas. ¡Sería muy explosivo! 

Julio: Error Positivo y Pakidermos son dos que me gustan mucho, por su música y poesía de alto vuelo psicodélico. También me gusta Satan Dealers. Creo que, fuera de lo que pueda llegar a pasar, son artistas que merecen un importante lugar en la cultura rock. Son zarpados sus discos y tienen mucha magia en vivo.

Schneider: Todas las bandas podrían ocupar un lugar destacado en la cultura argentina. Pero creo que esa jerarquización no depende de las músicas, sino de los intereses que estén en juego en el mercado de la industria cultural. 

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter