24 JUL 2014

ASPECTOS EXTRA FUTBOLISTICOS DE UN MUNDIAL QUE ARRANCO CON UN GOL EN CONTRA

Pareciera que a tan sólo una semana de terminado el Mundial, ya se hubiera disuelto esa identidad nacional que nos unía de manera colectiva hace apenas unos pocos días. ¿Qué nos pasó? ¿De pronto dejamos de ser argentinos para volver a nuestros universos.
1259
Por Walas Massacre

Pareciera que a tan sólo unas semanas de terminado el Mundial, ya se hubiera disuelto esa identidad nacional que nos unía de manera colectiva hace apenas unos pocos días. ¿Qué nos pasó? ¿De pronto dejamos de ser argentinos para volver a nuestros universos.

No está mal volver a refugiarnos en nuestras soberanías personales, pero... ¿Tan pronto?
Tampoco está nada mal salir subcampeones detrás de Alemania, es como ser la segunda chica más linda del barrio después de Angelina Jolie; no está nada mal.
 
No soy un tipo muy futbolero -de hecho soy de Ferro y me gusta más el skate- pero quiero compartir algunos aspectos extra futbolísticos de un Mundial que arrancó con un gol en contra y se inauguró con una ceremonia que nos dejó a todos con gusto a poco.

Cuando vi que a Diego Armando Maradona no lo dejaron entrar al Maracaná, me acordé de Charly cuando no lo dejaron entrar a ver a los New York Dolls.

También me provocó mucho cariño ver que mientras Messi y Mascherano hacían publicidades de absolutamente todo (incluso de Abuelas de Plaza de Mayo), al pobre Tévez le tocó comer solo polenta.

Otras cosas que sucedieron en la Argentina durante el Mundial:

• La OEA y el resto del mundo -incluido el FMI- nos defendieron de los fondos buitres.
• Nos visitó Vladimir Putin para firmar el acuerdo de cooperación entre Argentina y Rusia.

Lo que sí me dio mucha gracia y hasta ternura, fue ver a los hinchas brasileños frente a la impotencia del 7 a 1: lo único que se les ocurrió hacer fue... ¡La ola! Pensaba: ¿Quién habrá sido el primero, el de la iniciativa? La verdad que lo aplaudo, porque es un ejemplo de optimismo o de negación de la realidad.

Por otro lado, me considero un tipo bastante informado y con cierta cultura general, sin embargo, jamás entendí el slogan #Allin Or Nothing; y mirá que le di mil vueltas, ¿eh?

¿Y qué cosas hubieran cambiado si salíamos campeones?

• Seguramente hubiéramos mantenido vivo el orgullo de ser argentinos por, digamos... ¿Un mes más? Para luego liberarnos y volver a nuestro Miami subconsciente (o Dubai, es opcional).
• Por supuesto, el marketing y la publicidad hubieran ayudado a prolongar la farsa y veríamos durante un mes más la pelota y la copa acompañando los logos de absolutamente todo.
• El eco del "tener en casa a tu papá" seguiría retumbando durante, con suerte -mala- un mes más.
• El gremio gráfico o textil no tendría que romperse el bocho viendo qué hacer con tanto pigmentó celeste y blanco.
• El Pocho Lavezzi o Chiquito Romero seguramente promocionarían calzoncillos bóxer igual que lo hizo el Goyco en la era del slip.

En definitiva, algunas madres sufren de depresión post parto. Esperemos que nuestro bajón post mundial nos sea leve y breve. Insisto, no está nada mal salir subcampeones de un Mundial que arranco con un gol en contra.
 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter