15 FEB 2016

Babasónicos celebró sus 25 años en el Personal Fest de Mendoza

20 mil personas participaron del show que, junto con El Kuelgue, fue el cuarto de una serie que termina en Buenos Aires
1079
Por Marcelo Fernandez Bitar

Por Marcelo Fernández Bitar (@FernandezBitar) desde Mendoza 

 

Para el verano, nada mejor que un buen festival gratuito al aire libre. Eso fue lo que pensaron más de 20 mil mendocinos que el sábado a la noche confluyeron en la emblemática Plaza Independencia de la ciudad capital. No era para menos: el plan incluía shows de Babasónicos y El Kuelgue, más una banda local, la conducción de dos populares youtubers (Ignacio Buiatti y Emanero) y una serie de “activaciones” vinculadas a la campaña “Los Creadores”. Incluso juegos, un tobogán gigante, la posibilidad de ganar premios y hasta teñir el pelo de colores.

 

Desde el mediodía en adelante, cuando el escenario ya estaba armado y listo para la prueba de sonido, la gente comenzó a curiosear y darse cita con amigos en los alrededores, con un clima caluroso que acompañaba el plan. Ya al bajar un poco el sol, le tocó el turno a la banda local Pasado Verde, que tuvo una buena respuesta del público a su estilo rockero con canciones.

 

A las 19:45 subió El Kuelgue, que sigue presentando en vivo el material de su tercer álbum, “Cariño reptil”, además de incluir temas de sus discos anteriores, claro. En vivo suenan muy bien, con arreglos que incluyen percusión y vientos, donde resulta magnético el carisma del cantante Julián Kartun, a veces moviéndose como “frontman” hecho y derecho, a veces jugando a ser una suerte de antihéroe. 

 

La banda abrió con tres composiciones de su último trabajo, y luego se lució con En avenidas y Sin parangón, del anterior, y “Bossa & people”, del primero del 2010. En escena son capaces de incluir aires de candombe, reggae y jazz, pero todo dentro de un formato de banda rockera de amplio espectro. Julián se divirtió con una breve imitación a Ricardo Iorio, y arengó con la frase “El que no baila es Luis Majul”. Todos obedecieron.

 

Después de 45 minutos, llegó la inevitable pausa de media hora antes del número principal. Para amenizar la espera, sonó Soda Stereo y la gente disfrutó de una música de fondo con Hombre al agua, Entre caníbales y Final caja negra. La plaza ya estaba llena, incluso a los costados de la vista directa al escenario, y hasta por detrás del mangrullo de sonido y luces. Según los organizadores, se llegó a 20 mil personas, además de otras 30 mil que siguieron cada detalle  en una transmisión por streaming.

 

A la hora anunciada de las 21 se percibía impaciencia, y a los diez minutos se apagaron las luces, mientras las pantallas presentaban un video de introducción, con voz en off de Adrián Dárgelos que dio inicio al recital y el arranque con Los calientes.

 

Tal como Babasónicos había anticipado en algunos reportajes a diarios locales, el repertorio se basó en un paseo por toda la carrera del grupo. De hecho, Dargelos lo contó desde el escenario, promediando el concierto: “¡Gracias! Este show celebra y festeja nuestros 25 años, por eso recorre nuestros discos principales”.

 

Antes de sus palabras, habían desfilado hits de toda su discografía, como Y Qué, D-Generación (con Diego Uma cantando a dúo y recorriendo el escenario con soltura), Microdancing, Muñeco de Haití (con Carca en theremin y Dieguito tocando cencerro), Sheeba baby (nuevamente con los hermanos a dúo y bailando), Deshoras y Perfume casino.

 

En el segundo tramo hubo un pasaje fugaz por el sonido más heavy de Egocripta, la pegadiza melodía de Los burócratas del amor, Viva Satana (con chicas de Russ Mayer en las pantallas de video), La lanza y  Escamas. Adrián Dárgelos volvió a agradecer al público mendocino (“¡Gracias por esta noche maravillosa!”) y llegó una imbatible arremetida final con Putita, Malón y Carismático.

 

En los bises, Flora y fauno y Fiesta popular pusieron el broche de oro a una lista sin fallas, equilibrada tanto cronológica como estilísticamente, que mostró casi al detalle todo el amplio abanico de música que el grupo es capaz de abarcar. No tocaron el inminente nuevo single, pero quizás no encajaba bien en un show de hits de estas características.

 

Con Babasónicos, el Personal Fest volvió a tener una excelente noche de música (y actividades aledañas) en una ciudad del interior de país. La gente lo recibió con entusiasmo y adhesión masiva, mientras que el cierre se prepara para el próximo sábado en Figueroa Alcorta y Pampa (CABA), con Tan Biónica, Miranda!, Maxi Trusso, Julian Serrano, Zero Kill, Walter Domínguez, Smile y Foxley.

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter