27 OCT 2016

"Back to Black", el disco que inmortalizó a Amy Winehouse

845
Por Carlos Iogna Prat

Se cumplen 10 años de la salida de un álbum fundamental en la carrera de la recordada artista, con canciones que quedaron en la historia. Cada una de ellas representa una crónica perfecta del momento que estaba viviendo la cantante. Una mirada sobre el infierno de las drogas, los problemas de salud, el amor, y la respuesta de una sociedad que la trataba con cierta indiferencia. Fue en este segundo trabajo de estudio donde Amy Winehouse canalizó todos sus sentimientos.

La música que podemos escuchar en el disco cuenta con un marcado aire de soul, y transita a la perfección por jazz, R&B y ska. La imagen de Amy fue fundamental: su particular peinado y sus brazos tatuados llamaron la atención. Un revival perfecto del ’60 y ’70 con un majestuoso toque de modernidad.

En “Back to Black” fue destacado el trabajo de Mark Ronson y Salaam Remi en la producción. A lo largo del 2005, la cantante había estado en Miami escribiendo mucho y la tarea de ellos fue fundamental para plasmar todo ese mundo en el estudio.

Rehab fue el primer corte. Una pegada perfecta. Rápidamente el tema se transformó en un éxito. Una letra que narra sobre una persona que no quiere ir a un centro de rehabilitación. El reflejo de lo que ella estaba viviendo en carne propia.

 

 

“Es una canción que significa mucho para mí y por eso me siento muy feliz con la respuesta que tuvo”, destacó la cantante en 2008 durante una entrevista con la revista “Woman”. También expresó que “la rehabilitación no está hecha para todo el mundo. Tengo amigos que han decidido ingresar en centros y que les funcionó. Pero otros han recaído. Yo pienso que si tú misma no te puedes ayudar, nadie lo hará por ti. Hay que ser fuerte”.

Por esos días, Winehouse ocupaba las páginas de los diarios con sus costantes problemas de adicción. Los excesos la estaban llevando por el camino equivocado. “El alcohol, a largo plazo, es peor que estar enganchada a la heroína. Es un veneno”, remarcó en la entrevista. Back to Black fue el tercer corte del disco. Una genial composición entre Amy y Mark Ronson. You know I'm not good, Tears dry on their own y Love is a losing game fueron otros de los tracks que no hay que dejar de escuchar.

 

 

El público respondió muy bien a los nuevos temas. El álbum vendió más de 20 millones de copias alrededor del mundo. También ganó cinco premios Grammy. A fines de 2001, “Back to Black” fue anunciado como el disco más vendido en el Reino Unido en el siglo XXI al llegar a los 3.5 millones de ejemplares.

Al poco tiempo de su edición, la nueva “Reina del Soul” tuvo una recaída al ingerir un cóctel de heroína, cocaína y marihuana. Fue obligada a ingresar a un centro de rehabilitación, pero al poco tiempo lo abandonó. El resto de la historia es conocida.

A 10 años de su salida, “Back to Black” es indispensable para entender a una artista que marcó un cambio con su propuesta. Un grito de desesperación en medio de la oscuridad que quedó marcado en las canciones.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter