25 NOV 2016

Black Sabbath y su pacto musical con el diablo

¿Hay posibilidades de conectarse con el demonio por medio de la música?
621
Por Carlos Iogna Prat
Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Geezer Butler y Bill Ward le dieron vida a una de las bandas más emblemáticas del rock. Su sonido poderoso, cargado de riffs, y con una base sólida fue el puntapié para el heavy metal.

Black Sabbath, formado en Birmingham en 1968, llamó la atención con su particular mensaje, con cierta referencia al ocultismo. Letras que se metían dentro de un mundo de penumbras y terror. Todo indicaría que estos músicos encontraron la fórmula para comunicarse con el diablo a través de sus instrumentos.

Todo tiene una explicación. Existe un intervalo musical llamado tritono (conocido también como el "intervalo del Diablo"), que abarca tres tonos y que equivale a una quinta disminuida o cuarta aumentada. Al escucharlo da una sensación de tensión. En la Edad Media, la Iglesia tuvo la intención de prohibir este tipo de prácticas musicales por creer que podía llegar a tener una conexión diabólica o invocar cierta práctica sexual.



Black Sabbath sacó provecho de todo esto. Sus primeras canciones, como la homónima de 1969, jugó con este intervalo.  “Busqué de darle al tema un aire oscuro y demoníaco" reconoció el guitarrista Iommi. "Cuando comencé a componer quería encontrar algo que sonara bien. Nunca pensé que iba a hacer música demoníaca", agregó.

El famoso productor Bob Ezrin destacó que “fue el sonido usado para invocar a la bestia. Hay algo muy sexual en el tritono. En la Edad Media, cuando la gente era ignorante y temerosa, cuando escuchaba algo así sentía esa reacción en su cuerpo pensaba ‘ah, ah, ahí viene el diablo’”.

Black Sabbath, (Ozzy, Tony y Geezer) se encuentra despidiéndose de los escenarios, con shows en distintos puntos del planeta, con una excelente respuesta por parte de sus fans. El sábado, en Vélez, el "tritono" se volverá a apoderar del aire ¿Aparecerá el diablo?

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter