24 OCT 2016

Charly no fue a su fiesta de cumpleaños en el CCK

Diez artistas de la generación post-2000 se reunieron para cantar canciones emblemáticas de García en el Centro Cultural Kirchner. Estuvieron Alfonso Barbieri, Lucio Mantel, Rosal, Florencia Ruiz y Darío Jalfin, entre otros.
2447
Por Marcelo Fernandez Bitar

Era una posibilidad remota, es cierto, pero la gran duda que sobrevolaba por el CCK durante las dos horas y media de concierto era si Charly García haría una aparición sorpresa para agradecer el ciclo de shows que se desarrolló durante este mes y que culminó en la noche del domingo con un “greatest hits” del homenaje.

Pero no. Charly no fue a su fiesta de cumpleaños, aunque las 500 personas que llenaron la Sala Argentina disfrutaron del sentido regalo que le ofrendaron diez artistas de la generación post-2000: Rosal, Melina Moguilevsky, Darío Jalfin, Lucio Mantel, Santiago Vázquez, Javier Maldonado, Cuarteto TatadiosFlorencia Ruiz, ChauCoco y Alfonso Barbieri.

Hubo pocas palabras alusivas y el único explícito fue Barbieri, en el cierre, que dijo: “¡Aguante Charly, feliz cumple!” antes de iniciar uno de los sets más contundentes y demoledores de la jornada. Hizo tres temas, como casi todos, y optó por el rock and roll de Mr. Jones, la fábula del tonto rey en Tribulaciones, lamentos y ocaso... (con el grito de “¡Revolución!”, claro) y la crudeza de No importa. Hasta acercó su celular al micrófono para pasar unas palabras de Charly de un viejo reportaje de Lanata.




El inicio fue poco después de las 19 horas, con Rosal y sus versiones sutiles y cero bombásticas de Necesito un amor, No se va a llamar mi amor y Love is love. La furia de García se transmitió de manera contenida, priorizando la belleza de las canciones en sí en la voz de María Ezquiaga.
 

Lee también: En su cumpleaños: 15 colaboraciones de Charly García


Enseguida, con breve y eficiente cambio de equipos, subió la ascendente Melina Moguilevsky, cuya voz pasó del tono aniñado al grito desagarrado, siempre afinada y convincente, en los difíciles temas Cinemá veritéAdela en el carroussel y Plateado sobre plateado.

Darío Jalfin, el coordinador del encuentro y organizador de versiones under de años anteriores en Vuela el Pez, tocó con su grupo Los Alquimistas y se reservó las canciones Ojos de videotape, Nuevos traposPeperina, que en su intro incluyó un guiño a De mí. Al piano, con formación que incluía flauta traversa, clarinete, viola y trío de rock, consiguió dar una vuelta de tuerca a los arreglos, sin deformarlos.





Lucio Mantel, con look García de anteojos negros, piloto y brazalete de Say No More, arremetió sin anestesia con excelentes enfoques de Piano barPromesas sobre el bidet y Demoliendo hoteles, cerrando la primera parte y dando pie a un intervalo.

Diez minutos después, en el escenario nos esperaba Santiago Vázquez. Sentado con las piernas cruzadas y con un instrumento con forma de calabaza y sonido de steel drum, hizo Angeles y predicadores y con berimbau hizo Rezo por vos, dos temas compuestos en coautoría, como bien aclaró, con grandes como Aznar y Spinetta. Osado, original y triunfante.

Siguió Javier Maldonado, con contrabajo, piano y guitarras que dieron un sugerente clima a la introducción de El tuerto y los ciegos. Hizo gala de su carisma y dominio escénico en Confesiones de invierno y cerró con Influencia, al piano.

Llegó el turno de Cuarteto Tatadios, con Florencia Ruiz como cantante invitada. La agrupación tanguera se animó a las versiones más jugadas de la noche, acercando el estilo de Charly a su sonido propio en Yendo de la cama al living, Superhéroes, No bombardeen Buenos Aires y Vos también estabas verde, o sea todo el Lado A del vinilo original.





ChauCoco, la banda con Rodrigo Ruiz Díaz y Manuel Eguía, tocó Canción de 2x3, Pena en mi corazón (la versión rocanrolera de Yo no quiero volverme tan loco) y Say no more, sumando un buen saxo barítono a la instrumentación.


El cierre, ya después de Barbieri, fue con todos los músicos coreando Inconciente colectivo junto a todo el público de la sala. Un emotivo y más que adecuado final de fiesta.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter