23 MAY 2016

Cuarteto de Nos: "Siempre tenemos que sorprender"

Roberto Musso y Santiago Marrero hablaron con Generación B antes de los shows de este 24 y 25 en el Teatro Vorterix
1226
Por Sebastián Grandi

por Sebastián Grandi (@SebasGrandi)

 

Los uruguayos del Cuarteto de Nos están en plena gira por la Argentina. Vienen de tocar en Córdoba, San Juan y Mendoza y este martes 24 y miércoles 25 de mayo tocarán en el Teatro Vorterix de Buenos Aires. Luego, entrarán a grabar su nuevo disco, el sucesor de “Habla Tu Espejo” con el que consiguieron tres nominaciones a los premios Latin Grammy que significó un cambio de estilo para la banda. Antes de salir a la ruta y de los shows en el barrio de Colegiales, el cantante Roberto Musso y el tecladista Santiago Marrero hablaron con Generación B de todo lo que pasó en los últimos años con el Cuarteto y de cómo avanzan los planes del nuevo álbum. 

 

-Antes de salir de gira con “Habla Tu Espejo”, la preocupación era sobre cómo funcionaban las canciones nuevas que implicaban un cambio respecto a cómo sonaban antes. ¿Lo lograron? 

 

Musso: Si. El desafío era cómo íbamos a incorporar las canciones nuevas a nuestro repertorio: cómo iban a convivir No Llora con Yendo a la Casa de Damián o 21 de Septiembre con El Hijo de Hernández, y en el primer show en Montevideo, el año pasado, en el Velódromo, nos dimos cuentas que habíamos hecho un show de una dimensión diferente. Hicimos un orden arriesgado y eso potenció a las canciones nuevas y a las viejas. Cuando canté 21 de septiembre se dio un momento mágico y con ese set giramos por 12 países casi sin ajustarlo. 

 

-Ya que hablamos de ella, 21 de Septiembre es una canción que habla de un tema muy personal, ¿cómo se vive eso de que de repente haya miles cantando esa letra? 

 

Musso: Es muy emocionante. Lo mismo pasa con No Llora. Ahí el desafío es hacer una escritura de algo personal en un mensaje más universal. Incluso en No llora, al hablar de la relación padre-hijo es más fácil de generar una identificación, Pero 21 de Septiembre es un tema más específico. Cuando les presenté el demo a la banda, Juan Campodónico, productor del disco, me dijo: “parece una canción pop divina, brillante, pero no sé de qué habla”. Y yo no podía poner que se trataba de un mal de Alzheimer, porque es muy cliché. Y te diría que en el Velódromo más que identificación hubo solidaridad: la gente me gritaba “¡Vamos Roberto!”, lo cual es muy raro. 

 

-En el armado de un repertorio ¿es necesario que la canción siga reflejando lo que ustedes son ahora? Porque uno cambia, y las canciones son de una época…

 

Musso: Sí, definitivamente. Sino sería imposible cantarla con honestidad. De hecho nos pasó: las canciones de los tiempos del Cuarteto pre “Raro” desde hace años que no están en nuestros shows. Por lo tanto en nuestros conciertos las canciones más viejas tienen 9 años. 

 

Marrero: También nos pasa con la de los últimos discos: a veces no cuajan con la energía de la banda y a lo mejor ese tema después vuelve. Ahí es bueno reencontrarse con lo que genera la canción o con lo que generó al momento de ser escrita. Y si sos deshonesto eso se nota. Y en nuestros shows en vivo se transmite la energía que tiene la banda. 

 

-¿Y el público lo percibe? A veces siento que su público aplaude todo lo que hacen

 

Musso: No te creas, hay de todo, hay espíritu crítico. Mirá, yo creo que las canciones del Cuarteto tiene que tener una buena melodía, un buen arreglo, una buena letra y además te tiene que sorprender. Me parece que la gente me pide eso. Para mí nuestro público es muy exigente. 

 

Marrero: Nosotros somos uno y armamos un sólo show, pero a mí la gente me dice que hay muchos Cuartetos. Hay quienes se identifican con unos temas y otros que se identifican con otros muy diferentes. Lo importante es que todos pueden convivir en ese espacio. 

 

-Al final de la gira van a entrar a grabar un nuevo disco. Entonces, ¿qué Cuarteto habrá en el futuro? 

 

Musso: Pasan dos cosas: lo que viene será el nuevo show que incorpore las canciones que ya escribí. Esta semana les mostré lo que tengo escrito desde hace más de un año y te digo que el disco que viene, que saldrá en 2017, pinta para ser totalmente distinto. 

 

Marrero: A mí me encanta no saber para dónde pueden venir las canciones del Cuarteto. Me pasó cuando escuché los demos de “Porfiado” que iban por un camino muy diferente a lo que hacíamos siempre y me pasó después con las canciones que terminaron siendo “Habla tu espejo”. Y ahora me pasó otra vez. Después de tantos años seguir sintiendo esa adrenalina de no saber hacia dónde va, es fantástico. 

 

Musso: Aparte yo soy medio malo, porque les muestro todo junto. Necesito un tiempo para estacionar las canciones. Yo paso por muchos momentos y las medito. Me doy cuenta cuando una banda saca canciones escritas en dos meses: son todas iguales. Para mí componer es un proceso largo para que puedan vencer la autocrítica. 

 

-¿Van a volver a trabajar con Campodónico? 

 

Musso: No. Por un lado por cuestiones de su agenda, que es muy agitada este año. Pero por otro lado, la verdad, es que después de cuatro discos podemos ir a buscar por otro costado. Ya sé cómo piensa él, dónde le agregaría un puente o un estribillo a una canción, asi que podemos buscar por otros caminos. Él sigue siendo un asesor de la banda desde todo punto de vista y lo que aprendimos con él nos permitiría incluso pensar que hasta nosotros podríamos producir el disco nuevo. 

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter