14 JUN 2019

El absurdo hit que revivió tras la caída del gobierno de Austria

Un video del vicecanciller en Ibiza prometiendo contratos ilegales desató el escándalo y llevó al hit de los '90 a la cima de las plataformas digitales.
74
El hit de los '90 de los Vengaboys, “We’re Going to Ibiza”, volvió a posicionarse en la cima de los rankings de Austria 20 años después de su lanzamiento. Tras el Ibizagate, la canción de fiesta se convirtió en un canto de protesta contra la corrupción.
 
El escándalo empezó cuando medios alemanes publicaron un polémico video del vicecanciller de Austria y líder del partido de extrema derecha Heinz-Christian Strache. En la grabación, el político ofrecía contratos públicos a una supuesta sobrina de un empresario ruso a cambio de financiación para su campaña. Y todo, desde un resort de lujo en Ibiza.
 

 
A raíz de este escándalo, Strache renunció a sus cargos. Y el comediante Jan Böhmermann publicó en su Twitter el video de “We’re Going to Ibiza” que se volvió viral. Al día siguiente, la canción se puso a todo volumen frente a la sede del gobierno para pedir elecciones anticipadas, que finalmente se darán en septiembre.
 
Rápidamente la alegre canción de los Vengaboys volvió a las pistas hasta posicionarse como N° 1 en las plataformas digitales de Austria. La semana pasada, el grupo tocó al aire libre en Viena y más de 6 mil personas cantaron al unísono el ahora himno anticorrupción como señal de protesta.
 

 
El cuarteto holandés Vengaboys nació en 1997 como un grupo de pop carnavalero de jóvenes que usualmente se presentaban disfrazados. En 2001 la banda se separó, pero en 2007 volvieron a los escenarios con algunos reemplazos y desde ese momento giran sin parar por Europa, Australia y Asia.
 
“¡Hola fiesteros! Les habla la capitana Kim. Bienvenidos a bordo del Venga Airways. Después del despegue, suban el volumen… ¡porque nos vamos para Ibiza!”, dice una mujer animada muy sexy al comienzo del videoclip que ahora tiene más de 45 millones de reproducciones.
El cuarteto holandés Vengaboys nació en 1997 como un grupo de pop carnavalero de jóvenes que usualmente se presentaban disfrazados. En 2001 la banda se separó, pero en 2007 volvieron a los escenarios con algunos reemplazos y desde ese momento giran sin parar por Europa, Australia y Asia.
 
“¡Hola fiesteros! Les habla la capitana Kim. Bienvenidos a bordo del Venga Airways. Después del despegue, suban el volumen… ¡porque nos vamos para Ibiza!”, dice una mujer animada muy sexy al comienzo del videoclip que ahora tiene más de 45 millones de reproducciones.
 

 

 

 
A raíz de este escándalo, Strache renunció a sus cargos. Y el comediante Jan Böhmermann publicó en su Twitter el video de “We’re Going to Ibiza” que se volvió viral. Al día siguiente, la canción se puso a todo volumen frente a la sede del gobierno para pedir elecciones anticipadas, que finalmente se darán en septiembre.
 
Rápidamente la alegre canción de los Vengaboys volvió a las pistas hasta posicionarse como N° 1 en las plataformas digitales de Austria. La semana pasada, el grupo tocó al aire libre en Viena y más de 6 mil personas cantaron al unísono el ahora himno anticorrupción como señal de protesta.
A raíz de este escándalo, Strache renunció a sus cargos. Y el comediante Jan Böhmermann publicó en su Twitter el video de “We’re Going to Ibiza” que se volvió viral. Al día siguiente, la canción se puso a todo volumen frente a la sede del gobierno para pedir elecciones anticipadas, que finalmente se darán en septie
El hit de los '90 de los Vengaboys, “We’re Going to Ibiza”, volvió a posicionarse en la cima de los rankings de Austria 20 años después de su lanzamiento. Tras el Ibizagate, la canción de fiesta se convirtió en un canto de protesta contra la corrupción.
 
El escándalo empezó cuando medios alemanes publicaron un polémico video del vicecanciller de Austria y líder del partido de extrema derecha Heinz-Christian Strache. En la grabación, el político ofrecía contratos públicos a una supuesta sobrina de un empresario ruso a cambio de financiación para su campaña. Y todo, desde un resort de lujo en Ibiza.

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter