12 AGO 2016

El álbum negro de Metallica cumple 25 años

639
Por Carlos Iogna Prat

El 12 de agosto de 1991, el mundo despertó con el álbum de Metallica que dejaría la huella más profunda no solo en la vida de la banda, sino en la historia del metal.

 

“Se alinearon los planetas. Eran las canciones correctas, con el productor adecuado, con una nueva actitud, con el enfoque apropiado en el estudio y en el momento justo”, así definió el disco el baterista del grupo Lars Ulrich, en el documental Classic Albums: Metallica - The Black Album (2001).

 

El “álbum negro”, como popularmente se lo conoció, representó un cambio de dirección en el sonido del cuarteto y la posibilidad de explorar nuevos terrenos, texturas y estilos. Desde octubre de 1990 a junio de 1991, el grupo se encerró en un estudio de Los Ángeles con el productor Bob Rock. Los músicos quedaron interesados con su trabajo en Dr. Feelgood, de Mötley Crüe. Pero nada resultó fácil durante la grabación: Bob Rock tomó el control del trabajo y transformó el ambiente en pura tensión, comenzó a tomar las decisiones y llevó a los músicos a discutir y vivir momentos difíciles.

 

Todas estas situaciones se trasladaron a la vida privada de los integrantes. Ulrich, Kirk Hammett y Jason Newsted se divorciaron durante las sesiones, mientras que James Hetfield tuvo graves problemas con el alcohol.

 

Los tres primeros meses fueron muy difíciles. Ellos tenían muchas sospechas y dudas sobre mí. No fue un proceso divertido ni un disco fácil de grabar. Les conté que no quería volver a trabajar con ellos y ellos también sentían lo mismo”, afirmó Rock en una entrevista con MusicRadar. Pero no cumplieron.

 

El material fue todo un éxito gracias a perlas como “Nothing Else Matters”, “The Unforgiven”, o “Enter Sandman”, el primer tema que trabajaron en el estudio y el último en tener letra, y por el que fueron acusados de plagio por el grupo Excel. Supuestamente, el single toma la introducción de la canción “Tapping Into the Emotional Void”, incluida en el álbum The Joke’s On You.

 

“Cuando llegó el momento de pensar en el solo de ‘Enter Sandman’ me dejé llevar por los espíritus de mis guitarristas favoritos y los de las bandas que me gustaban, como Thin Lizzy y UFO, pero con un toque moderno”, destacó Hammett a Guitar World.

 

Tanto la crítica especializada como el público recibieron el trabajo de buena manera, aunque algunos de los fans lo tomaron como un cambio radical de estilo, alejándose del metal. El disco vendió más de 16 millones de copias desde su lanzamiento (uno de los más exitosos en la historia de ese país) y su éxito llevó a Metallica hacia nuevos territorios y fans.

 

Ese mismo 1991 también sacudieron al mundo otros discos emblemáticos, como Ten de Pearl Jam y Nevermind de Nirvana. Una buena oportunidad en esta fecha de volver a esa época dorada y quebrarse la nuca con esta bella oscuridad.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter