06 JUL 2015

El día que John Lennon y Paul McCartney se conocieron

2833
Por Carlos Iogna Prat

 

El 6 de julio de 1957 es una fecha muy especial para los fans de los Beatles. En esa tarde, John y Paul se conocieron durante un recital de The Quarry Men. Ese día marcó el comienzo de una de las bandas más grandes de la historia.

 

Una tarde de verano. Un grupo de jóvenes se encontraban disfrutando de una fiesta en la iglesia de St. Peter, en Woolton, Liverpool. Como atracción, se presentaba una banda formada por adolescentes se habían sumado a la moda del skiffle. Uno de los integrantes era John Lennon y el grupo: The Quarry Men.

 

Lennon tenía 16 años y sentía una atracción muy importante por el rock. Elvis Presley era su gran ídolo y en la intimidad de su cuarto jugaba a que era una estrella de rock and roll. Ya tenía una guitarra en sus manos y le daba rienda suelta a la música.

 

Paul McCartney tenía casi dos años menos y un cierto conocimiento musical. En su casa, su padre tocaba la trompeta y había un piano. Los dos habían vivido situaciones difíciles: la pérdida de sus madres. La música fue una suerte de refugio, un bálsamo para seguir adelante.

 

En aquel día, la banda estaba formada por John en voz y guitarra, Eric Griffiths (guitarra), Len Garry (Bajista de caja de Te), Colin Hanton (Batería), Pete Shotton (tabla para lavar ropa, sello distintivo del skiffle, ritmo que estaba de moda en Inglaterra) y Rod Davis (Banjo).

 

El más chico sabía varios acordes en su guitarra a la que tocaba como zurdo. Por medio de un amigo, Ivan Vaughan, Paul saludó a John y le mostró su conocimiento en las seis cuerdas. Fue con el tema de Eddie Cochran “Twenty Flight Rock”. El integrante de The Quarry Men quedó sorprendido y lo invitó a participar de un ensayo.

 

“En el fondo había una suerte de pequeño escenario en la cual tocaban unos muchachos. Me fije particularmente en uno de ellos con una camisa escocesa a cuadros, pelo rizado rubio y patillas que tenía muy buena pinta. Estaba tocando una guitarra no muy buena. Aun así lo hacía bastante bien, recuerdo que me dejó impresionado”, recordó en una entrevista Paul McCartney.

 

En aquellos encuentros, McCartney le mostró algunas de sus composiciones y alentó a Lennon a componer sus temas. Con el correr de los días, los muchachos se convirtieron en amigos inseparables y comenzaron a darle vida a maravillosas canciones. El resto es historia. 

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter