15 ABR 2016

El recuerdo de Joey Ramone

A 15 años de su muerte, su legado sigue vigente y se proyecta hacia el futuro
1251
Por Carlos Iogna Prat

por Carlos Iogna Prat (@CuchiPrat)

 

Espigado, con el pelo en la cara, vestido de negro, campera de cuero y el puño en alto. Así recuerdo la primera vez que lo vi a Joey Ramone sobre el escenario de Obras. Estaba muy lejos del estereotipo que conocemos de estrella del rock. No era de correr el escenario, no hablaba mucho con el público, pero se sentía la entrega.

 

Se cumplen 15 años de su partida física. Un linfoma lo llevó a la muerte en aquel triste 15 de abril de 2001. Muchos, me incluyo, pusimos muy fuerte un tema de los Ramones para homenajearlo.

 

Un cantante que marcó con su estilo y que llegó a miles de jóvenes que soñaron con tener una banda punk rock a su semejanza. Podemos decir que Joey junto a su banda fueron los responsables de la creación de este estilo, cargado de energía, con una velocidad importante y un mensaje directo. The Clash, U2Green Day, Black Flag, Dead Kennedys y Attaque 77 son algunas de las bandas que se interesaron en aquellas canciones.
 

Jeffrey Ross Hyman, su verdadero nombre, había nacido en mayo de 1951. Su madre, que tenía una galería de arte, fue quien lo llevó por el camino de la música. Durante su infancia escuchó discos de The Who y The Stooges, entre otros. Dos bandas que le sirvieron de molde para encaminar su carrera. Comenzó tocando la batería, pero al poco tiempo se hizo cargo del micrófono, con un estilo muy especial que llegó a destacarse dentro de la sonoridad del grupo. Cierta dulzura entre tanta energía.

 

Pasó malos momentos dentro de la banda. Por ejemplo, no se habló con el guitarrista, Johnny Ramone, durante casi 20 años. Todo comenzó por diferencias ideológicas y por las mujeres. Linda, la novia de Joey, lo dejó para meterse en el corazón del guitarrista. Para colmo se terminaron casando. The KKK Took My Baby Away cuenta aquella historia.


Pasan los años y la música de los Ramones sigue viva, sonando, acaparando la atención. Joey está presente, con su voz, con su imagen y su mensaje.

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter