12 MAY 2016

El recuerdo de Mark Sandman de Morphine: morir sobre el escenario

Dana Colley, saxofonista de Vapors of Morphine habla del líder de la banda y su trágica pérdida
577
Por Carlos Iogna Prat

por Carlos Iogna Prat (@CuchiPrat)

 

Todos los medios hablaron sobre el triste  e impactante acontecimiento: Mark Sandman, multiinstrumentista y líder de Morphine, había muerto en pleno concierto. Fue el 3 de junio de 1999 durante la presentación del grupo en Palestrina, una localidad ubicada en las afueras de Roma.

 

El músico cayó fulminado a causa de un infarto mientras tocaba en el escenario de Los Jardines del Príncipe. Las más de 2.000 personas que se encontraban disfrutando del show tardaron en reaccionar. Muchos pensaron que se trataba de una broma. Un médico se acercó para atenderlo y darle los primeros auxilios. Sandman dejó de respirar mientras lo trasladaban a un hospital de la zona. Tenía 47 años.

 

“Palestrina es una localidad italiana que todos tienen que conocer. Está ubicada sobre una colina en las afuera de Roma. Cuando Mark decidió hacer el “Nel Nome Del Rock Festival” recuerdo que estábamos mezclando ‘The Night’ y con una gira que nos llevaría por distintas ciudades europeas”, recordó a Generacion B, Dana Colley, saxofonista de Morphine y actual Vapors Of Morphine.

 

Fue un momento muy difícil para él y el resto de la banda. Los días previos al show habían sido complicados por las altas temperaturas. “Antes de llegar a Italia, habíamos tocado dos días antes en Lisboa (Portugal) La verdad que era un infierno. Hacía mucho calor y era imposible aguantarlo. Cuando llegamos a Palestrina nos sentimos en una suerte de oasis. La noche estaba fresca y durante el día nos refugiamos en la sombra de los árboles que estaban sobre la colina”, contó el músico.

 

Nunca imaginaron que ese show se transformaría en una pesadilla. Nada indicaba que las cosas no iban a salir bien. Parecía una noche perfecta. “Cuando subimos al escenario había un mar de gente. Había mucho amor en el aire. Tocamos siete canciones y de golpe notamos que Mark no estaba bien. Esa imagen me quedó grabada para siempre. Mark nos dejó haciendo lo que más amaba, delante de una hermosa audiencia”.

 

Colley piensa todo los días en su compañero. Lo siente vivo muy cerca. “Mis hijos de 10 y 14 años hablan de él y no lo llegaron a conocer”. Por estas horas, el músico se encuentra otra vez en Buenos Aires para presentarse con Vapors Of Morphine, el 13 de mayo en el ND Teatro. Lo acompaña el baterista Jerome Deupree, también exMorphine, y el guitarrista Jeremy Lyons. Será una buena noche para rendirle tributo a una banda que sorprendió con su particular propuesta y que se volvió de culto.

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter