09 JUL 2016

El rock y una nueva independencia

En este Bicentenario imaginemos un nuevo Congreso de Tucumán, pero de la música joven argentina. ¿El objetivo? Romper lazos con la idea de que todo tiempo pasado fue mejor.
2161
Por Diego Mancusi

El concepto de independencia, ese que hoy celebramos como país, está íntimamente ligado al rock. Ya desde el primer rock n' roll, el de Bill Haley, Elvis Presley y Chuck Berry, que surge precisamente como un reclamo de los adolescentes de los años 50 por independizarse de sus padres en lo que a consumo, costumbres y diversión respecta. Los 60, con su psicodelia, su rebeldía y su amor libre, son un intento de la juventud de entonces por independizarse de la formalidad y las tradiciones que se le imponían. Los punks no sólo rompen con lo que la sociedad considera aceptable, sino que también se abren de las formas del rock que, a su juicio, se habían aburguesado y habían dejado de ser peligrosas.

 

Una de las ultimas dependencias del rock, una que convertía a la música en inversión y garantizaba cierta estabilidad de ingresos pero también permitía presiones creativas y contratos leoninos, fue la influencia de las compañías discográficas. En épocas en las que grabar obligatoriamente significaba invertir un dineral en estudio, editar representaba mandar a fabricar discos en formato físico, distribuir implicaba involucrar a una empresa de logística y vender nos forzaba a pasar por las disquerías, la acción de los grandes sellos (corporaciones, ni más ni menos) tenía mucha más razón de ser que en estos días en los que quien lo desee puede grabar un disco en su living, subirlo a You Tube desde su PC, venderlo en su Bandcamp y difundirlo en su Facebook. El rock independiente, ese mote que en algún momento estuvo reservado a ciertas bandas “valientes” que se atrevían a prescindir de la maquinaria por principios y con esfuerzo, hoy es... casi todo el rock. No es descabellado pensar que varios de los grupos que nos formaron grabando para discográficas multinacionales hoy editarían sus discos por su cuenta. Sabiendo esto, ignorar el rock independiente actual, quién te dice, puede hacer que te pierdas al próximo Soda Stereo.

 

De modo que hace falta un gesto de independencia más: el del oyente rebelándose ante la idea de que el único rock que existe es el que sale de las discográficas y suena en los medios masivos. Para eso proponemos a modo de juego un nuevo Congreso, como aquel de Tucumán hace 200 años, pero con una banda independiente representando a cada región del país. Un cónclave nacional para romper con la monarquía del rockero nostálgico y conservador y volver a pensar, como aquellos proceres, que lo mejor está por venir. 

 

Por la Región de la Pampa: Las Armas Bs As 

“Las Armas somos Joaquin, Pedro, Longa y el Mister guiando nuestra amistad a través del blus pulenta, el soul bonaerense y las parrillas camineras”, avisan desde su bio, dejando en claro su pertenencia a la llanura pampeana. Blues, rock rústico y algo de psicodelia en su debut homónimo del año pasado.

 

 

Por la Región del Noroeste: Senegal Grindcore Mafia

Son tucumanos y hacen… digamos que heavy metal, porque meterse a hilar fino sería acumular etiquetas y no llegar a nada. Desde el death a lo ambiental, todo un paseo para oídos exigentes.

 

 

Por la Región de las Sierras Pampeanas: Hijo de la Tormenta

Este trío cordobés le escapa al ruido mundanal y enfila para las sierras ya desde el tema que abre su disco "Manto de la especie" (2016): Rock para huir de una ciudad. Setentismo y valvularidad, tan pesados como colgados.  

 

 

Por la Región de Cuyo: Figuración

Más influencias setentosas (Spinetta, Pappo, Manal, Stones, etc.) y en este grupo mendocino con dos discos editados y conciertos particularmente poderosos.

 

 

Por la Región de la Patagonia: Sabios Designios

Oriundos de Cipoletti, lo suyo es algo entre el nu y el groove metal, aunque también han sabido coquetear con alguna ascendencia folklórica.

 

 

Por la Región de la Mesopotamia: Los Mutantes del Paraná

Ok, técnicamente son de este lado del Paraná, más precisamene de Zárate. Pero su música transmite la esencia del Litoral y su maravilloso primer disco de 2013 se llama "El entrerriano". Aquí su cover de I Want To Break Free de Queen.

 

 

Por la Región del Chaco: Guauchos 

Zambas, chacareras y guarañias en armoniosa convivencia con el rock y el pop, directamente desde Formosa. 

 

 

Por la Región de la Pampa Occidental: Knei

Ellos definen lo suyo como “psicopampa”, sin renegar de una ascendencia tradicional y setentista que a los pocos segundos de escucha ya nos remite a grupos como Pappo’s Blues o Pescado Rabioso.

 

 

Por la Región de la Antártida e Islas del Atlántico Sur: 

Bueno, esta zona es complicada porque no sobran por aquí las bandas de rock, pero también es parte de la Argentina y merece tener su representante en este congreso. En Malvinas hay apenas un par de grupos, uno de de los cuales es la Fighting Pig Band.

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter