06 NOV 2014

Estamos en Chile

Nueva columna de Barbi de Utopians exclusiva para Generación B
1924
Por Barbi Utopians
Los músicos no estamos autorizados a quejarnos de nada. Siempre que nos quejamos nos dicen "peor es levantarse a la mañana e ir a trabajar". Y no es mentira, aun así cuando te levantas a las 4 de la mañana para salir de viaje, es algo que elijo todos los días, y no todos tienen ese privilegio. Inclusive en los días mas duros, cuando llevas días sin dormir, viajando en las peores condiciones, sin baños decentes, y en otro país perdido. Bueno, solo nos pasó una vez de perdernos en otro país... pero lo recordamos en la última gira y me prometí llegar a casa y dejarlo escrito para nunca olvidarlo.
 
En el año 2008 nos invitaron por primera vez a Chile. Nuestros amigos The Ganjas, una gran banda chilena de la cual aprendimos mucho, nos conocieron por myspace y nos invitaron a presentar nuestro primer disco, editado en parte por ellos. Yo fui unos días antes para dar algunas entrevistas, y los chicos llegaban un lunes.
El viaje en micro de Buenos Aires a Santiago es largo, pero en invierno es mucho más largo, unas 24 horas. Cuando llegué a la terminal a buscarlos, el tipo de la empresa de micros me da la terrible noticia de que la frontera esta cerrada por nieve, y que los micros no van a pasar sino hasta la próxima semana. Eso implicaba que los chicos estaban varados en Mendoza, y que teníamos que cancelar los 6 shows programados. 
 
Volví a la casa de mis amigos, y les mandé un mail pidiendoles que me avisen como estaban. Horas después, recibo un mail de Larry, el baterista del grupo, con un texto que nunca voy a olvidar,
   
"Estamos en Chile"
 
Le respondí al instante, "¿Donde?" pero nunca recibi respuesta. El último micro en cruzar fue el de ellos, con 12 horas de demora.  
Nos fuimos corriendo a la terminal, entendiendo que ese texto implicaba que iban a estar sentados con las valijas en algun lugar de la terminal. Después de una hora de buscarlos por todos lados, rendida, entré a un cyber café para escribirles de nuevo. Cuando me senté en la computadora del lugar, abri la página del hotmail y la cuenta de Larry estaba abierta.
 
Me levanté desesperada, y le dije a la recepcionista "¿viste a 3 argentinos con pelos raros e instrumentos?".  La mina me responde como si fuera un guión de una película berreta
 
-"Estuvieron acá hace un rato, me preguntaron donde estaba el centro alameda". Me quedé desconcertada. Ninguno había estado en Chile antes, y no entendía por que se iban a ir a una fiesta. Lo que yo no sabía, era que en la frontera, se habían encontrado con nuestras queridas amigas Kumbia Queers, que les dijeron que esa noche tocaban ahí. 
 
Al día de hoy ninguno de los 3 puede explicarme como les resultó una buena idea irse ahí sin avisar, sin plata y sin direcciones a donde ir. 
Cuando caí al lugar los encontré a los 3 atendiendo el puesto de merchandising de las KQ. 
 
Pasaron los años, y no pudimos encontrar explicación a tal desencuentro y encuentro cósmico. Pero fue sin dudas, el ejemplo indiscutido de que la magia nos acompaña a CASI todas las giras.

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter