16 SEP 2015

Indios en la tercera Philips Music Nights

1243
Por Natalia Sarramone
Indios en la tercera Philips Music Nights
 
La esquina del rock palermitana ya era toda una fiesta ayer, cuando recién rondaban las ocho de la noche. En la vereda músicos, periodistas y fans se mezclaban en una sola masa efervescente que comenzaba a disfrutar de una noche pre-primaveral. 
En la planta baja de La Viola Bar, la tercera Philips Music Nights invadió la escena, con pantallas que recordaban aquellas dos primeras noches: la de Leo García y los Heladeros del Tiempo. Globos de helio inundaron el lugar y desde el techo bajaron sus elegantes cintas hasta las cabezas de las fans que ingresaron triunfantes al evento. 
Fueron decenas las chicas que participaron en las redes sociales para asistir a este acontecimiento exclusivo, al que no podrían entrar más de 50 personas. A cambio del nombre propio en la lista, una pulsera colorada de La Viola Bar les permitía salir a fumar, entrar a tomar, subir a cantar.
Los chicos de Indios se sentaron en las mesas de afuera para compartir unas cervezas tiradas. Las chicas de bar se pasearon con bandejas de pizzas para todos. Y con el corazón contento, a las 20:30 hs todos subieron al piso de arriba del bar. El conductor de la noche fue Clemente Cancela, ex CQC, actual Gente Sexy y además, fan de Indios.
La banda empezó con el hit Casi desangelados. La proximidad con el público era tal que todos podían verse a los ojos. “Nos gustan mucho este tipo de shows y los aprovechamos para hacer canciones más tranquilas, en formatos más acústicos”, contó Nicolás. 
Joaquín hizo delirar a las chicas haciéndoles caras mientras cantaba. En Ya fue se metió a bailotear entre la gente y en Tu geografía, danzó a los saltos sobre el escenario. “Hoy tocamos temas que tal vez no hacemos en el formato rock, es una buena excusa para que nos puedan ver de un modo más íntimo”, dijo Joaquín.
Nicolás improvisó una letra, donde describió a sus fans allí presentes y les preguntó si los habían extrañado durante su gira por México. Y es que los Indios pasaron agosto en el país azteca: “Vivimos todo un mes en un departamento, éramos ocho en total. Nos trajimos muchos amigos y dos litros de mezcal”, relató Agustín.
Sobre la gira, Guillermo comentó: “Nos sorprendió que ya en el primer show había mucha gente que nos venía siguiendo y cantaba nuestros temas”. “México es un país donde están pasando cosas muy buenas, hay una similitud con Argentina porque están apareciendo muchas bandas nuevas”, agregó Nicolás.
Durante la velada, la banda tocó dos temas que no están en su álbum. Y Agustín dio la primicia: el segundo disco de Indios saldrá a principios de 2016. “Va ser un paso adelante para el grupo, siguiendo con nuestro estilo pero también incorporando nuevos sonidos”, agregó. También contaron que se vienen fechas en Paraná, Rosario, Córdoba y una muy importante en Tecnópolis el 14 de noviembre. 
Sofía Vítola, hermana de Joaquín y voz de la banda Potra, subió a cantar Salir de ahí. A ritmo con las Philips Music Nights, Indios terminó su show endulzando al público con Caramelos de Miel y la infaltable Jullie. Al final del recital, a las afortunadas fanáticas no le faltaron las fotos, los abrazos y los besos.
La esquina del rock palermitana ya era toda una fiesta ayer, cuando recién rondaban las ocho de la noche. En la vereda músicos, periodistas y fans se mezclaban en una sola masa efervescente que comenzaba a disfrutar de una noche pre-primaveral.
 
En la planta baja de La Viola Bar, la tercera Philips Music Nights invadió la escena, con pantallas que recordaban aquellas dos primeras noches: la de Leo García y Los Heladeros del Tiempo. Globos de helio inundaron el lugar y desde el techo bajaron sus elegantes cintas hasta las cabezas de las fans que ingresaron triunfantes al evento.
 
Fueron decenas las chicas que participaron en las redes sociales de Philips para asistir a este acontecimiento exclusivo, al que no podían entrar más de 50 personas. A cambio del nombre propio en la lista, una pulsera colorada de La Viola Bar les permitía salir a fumar, entrar a tomar y subir a cantar.
 
Los chicos de Indios se sentaron en las mesas de afuera para compartir unas cervezas tiradas. Las chicas del bar se pasearon con bandejas de pizzas para todos. Y con el corazón contento, a las 20:30 hs todos subieron al piso de arriba. El conductor de la noche fue Clemente Cancela, ex CQC, actual Gente Sexy y además, fan de Indios.
 
La banda empezó con el hit Casi desangelados. La proximidad con el público era tal que todos podían verse a los ojos. “Nos gustan mucho este tipo de shows y los aprovechamos para hacer canciones más tranquilas, en formatos más acústicos”, contó Nicolás de Sanctis.
 
Joaquín Vitola hizo delirar a las chicas haciéndoles caras mientras cantaba. En Ya pasó se metió a bailotear entre la gente y en Tu geografía, danzó a los saltos sobre el escenario. “Hoy tocamos temas que tal vez no hacemos en el formato rock, es una buena excusa para que nos puedan ver de un modo más íntimo”, dijo el cantante.
 
Nicolás improvisó una letra, donde describió a sus fans allí presentes y les preguntó si los habían extrañado durante su gira por México. Y es que los Indios pasaron agosto en el país azteca: “Vivimos todo un mes en un departamento, éramos ocho en total. Nos trajimos muchos amigos y dos litros de mezcal”, relató Agustín Majdalani.
 
Sobre la gira, Guillermo Montironi comentó: “Nos sorprendió que ya en el primer show había mucha gente que nos venía siguiendo y cantaba nuestros temas”. Nicolás agregó: “México es un país donde están pasando cosas muy buenas, hay una similitud con Argentina porque están apareciendo muchas bandas nuevas”.
 
Agustín dio la primicia: el segundo disco de Indios saldrá a principios de 2016. “Va ser un paso adelante para el grupo, siguiendo con nuestro estilo pero también incorporando nuevos sonidos”, dijo. También se vienen fechas en Paraná, Rosario, Córdoba y una en Tecnópolis el 14 de noviembre. A ritmo con las Philips Music Nights, Indios terminó su show con Caramelos de Miel y la infaltable Jullie. Al final del recital, a las afortunadas fanáticas no le faltaron las fotos, los abrazos y los besos.

 
 

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter