06 ABR 2017

Juan Ingaramo: "Es un buen gesto de la industria entender que es válido el recambio"

El artista corbobés tocará este viernes 7 de abril en La Tangente
546
Por Carmen Elicabe
A meses de haber presentado su último disco "Músico" y antes de partir rumbo a Estados Unidos y Europa para formar parte de interesantes festivales como el Ruido y el LAMC, Juan Ingaramo se despedirá de su público argentino este viernes 7 de abril en La Tangente. Apoyado por Quilmes Garage, que promueve el crecimiento de los artistas emergentes nacionales, el músico conversó con Generación B y contó cómo vive este gran momento de su carrera profesional.
 
 
- Antes que nada ¿cómo y cuándo te introdujiste en la música? 
 
- Vengo de una familia de músicos, principalmente es una cuestión de sangre. Mi abuelo era pianista de tango, mi viejo guitarrista y pianista, mi tío también… los domingos en los asados familiares en lo de mi abuelo en vez de jugar en la vereda jugábamos con el piano, con la guitarra. Creo que ya desde ahí se configuró una relación fuerte. Lógicamente yo desde chico tuve una relación cercana con la música y con mi primera banda, que se llamó Verde Todo, confirmé mi amor por este arte. Cuando terminé el secundario no tuve ni que pensar qué hacer, seguí con la música. Estudié composición en la Universidad de Córdoba y después me vine para Buenos Aires. 
 
 
- ¿Cómo podrías definir tu último disco “Músico”?
 
- Yo creo que es una búsqueda que considero personal en el sentido de que estilísticamente no lo puedo definir muy bien. Obviamente es pop porque son canciones con estribillos, pero a la vez no llega a ser electro pop, porque tampoco es tan alternativo. Tiene algunas pinceladas de música negra, de música urbana, pero también tiene muchos acordes o melodías que pueden ser parte de la tradición del rock nacional. No para hacerme el raro que digo que no se cómo definirlo, es que realmente es una mezcla muy 2016, eso que hay ahora de que los Play List están llenos de artistas de todo el mundo y de todas las épocas. Nosotros un poco somos hijos de esa influencia, del vale todo. 
 
 
- ¿Desde dónde aportaron Rafael Arcaute y Miguel Castro en la producción?
 
- Los dos fueron muy importantes. En el caso de Migue creo logró sacarme de mi lugar común y me puso en otra situación que generó otra música. Me sometió a un experimento que nunca había hecho, que es estar solo en un estudio frente a muchos instrumentos. Tocaba el piano y se empezaba a construir sobre eso. Yo venía más bien del método, más obsesivo con que todo quede bien cuidado y ordenado… y acá fue lo que se grababa quedaba y tiene esa frescura que de otra forma no se hubiera logrado.
 
Por otra parte estuvo Rafa, que viene de la industria, de otro palo, quizás no tan alternativo sino más bien mainstream. Lo que él hizo fue ordenarme los recursos de una manera sublime… fue un gran administrador de arreglos, de estructura, de los tiempos de la canción… todo esto es muy importante y él la tiene re clara. 
 
 
- ¿Cómo fue trabajar con Adrián Dárgelos para tu hits Matemática y Comodín
 
- En primer lugar yo era y soy fan de Babasónicos, desde chico… siempre admiré mucho su apuesta, sus canciones, sus conceptos, su estética… entonces el momento de conocerlo fue fuerte... como cada vez que conoces a un ídolo. Después nos pusimos a trabajar juntos y aparte de eso pegamos buena onda en la obra, así que fue una experiencia religiosa como dice Enrique Iglesias (risas). Si hay alguien que entiende a la lírica del pop en Argentina es él… que puede transmitir mil cosas con gestos textuales… muy finos. A su vez tiene una bandera generacional muy clara. Hicimos dos letras de canciones: Comodín y Matemática. El estribillo de Comodín, que lo escribió él, es una de las cosas que más me gustan del disco. Dijo “A partir de hoy me quiero a mí mismo más que a vos, simplemente así debió ser siempre” y la clavó en el ángulo.
 

         

              
 
 
- El 7 de abril tocás en La Tangente, ¿qué se puede adelantar de esa fecha? ¿Por qué es uno de los lugares nuevos más lindos para tocar en Buenos Aires?
 
- La Tangente es una sala nueva, yo la conocí hace poco y me pareció que es el espacio que hacía falta, suena muy bien, tiene un tamaño cómodo, la ubicación es perfecta… Y bueno, en el show vamos a tocar el disco y voy a hacer algún repasito de canciones más viejas con invitado en el piano. Después va a haber más invitados, pero son sorpresa así que no se puede adelantar nada. 
 
 
- Después te vas a EE.UU. y Europa a formar parte de distintos festivales, ¿qué significa para vos participar de fechas como esas? Cada vez se incluyen más músicos emergentes entre los line up…
 
Más allá del Ruido (en Chicago) que va estar buenísimo, el que más me ceba es el LAMC, ese fue el primero al que me invitaron, es en Nueva York y es un festival que yo venía viendo desde hacía años, ésta es la edición número 19 creo… pero nunca me hubiera imaginado ir a tocar, así que eso ya de por sí es una bendición, como dicen los yankees (risas). Por suerte la música emergente ya es una constante en los festivales, hay toda una línea de artistas emergentes que son parte de la escena y que por eso se los incluye, tanto en el Lolla, como en el Ruido, el BUE u otros festivales… Son el futuro de la escena, así que de algún modo ya hay que empezar a meterlos, y creo que es un buen gesto por parte de la industria entender que es válido el recambio, que eso hace bien. 
 

           


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter