30 AGO 2016

La noche de los vinilos: revive un modo de escuchar

1241
Por Natalia Sarramone
Pettinato (Sumo), Mosca (Los Auténticos Decadentes) y Rodolfo García y Daniel Ferrón (Spinetta Los Amigo) se encontraron con melómanos y periodistas para revivir un modo de disfrutar de la música y todo lo que eso significa. Sony Music sigue editando los grandes títulos del rock nacional en formato vinilo.

Anoche, 29 de agosto, El Ateneo Grand Splendid fue escenario de la puesta en venta de 17 títulos y el encuentro de grandes músicos con sus obras renovadas. Una larga fila esperó ansiosa en la vereda el momento de entrar a comprar, como si del último modelo de iPhone se tratase. No: era el nuevo vinilo del viejo disco de Spinetta, Sumo o Los Auténticos Decadentes, entre otros. “No se me pasó nunca por la cabeza pensar que iba a esperar la aparición de un vinilo con la misma ansiedad con la que lo hacíamos hace tantos años, décadas. Es una rara sensación la de tener un vinilo en la mano y que sea de reciente aparición”, contó Rodolfo García, baterista en el disco póstumo del Flaco.

Leé también: Los compradores de vinilos son cuarentones y solitarios

Y es que el vinilo no es solamente música: es una obra de arte, completa. Un objeto de colección, que despierta sensaciones encontradas. La tapa, por ejemplo, juega una parte primordial en el significado del álbum. Hablando de “After Chabon”, Pettinato contó: “Yo me acuerdo cuando dijimos que las letras sean japonesas, cuando elegimos la foto para el sobre interno, y que diga After Chabon así, las letras escritas con la máquina de escribir de mi papá... No podías poner cualquier tapa, las tapas eran casi la mitad del concepto de lo que vos querías decir. Esta tapa no es un gordo de Sumo comiéndose una albóndiga, es un tipo haciendo una fuerza tremenda, que era lo que la banda significaba. Todo tenía un por qué, no era cualquier cosa.”

Por su parte Daniel Ferrón, bajista en “Spinetta Los Amigo”, reflexionó: “Yo creo que al Flaco le hubiese encantado ver esto en vinilo con el dibujo que él hizo, y la verdad es que es maravilloso como se ve. El vinilo es volver a recrear ciertas cosas que el CD quizás no lo da, ya sea desde el audio o desde el arte, uno lo contempla de otra manera.” Mosca de Los Auténticos Decadentes, con “Supersónico” en la mano, comentó: “El disco suena mejor que como se escucha la música ahora, o diferente, son gustos. Pero además es un objeto hermoso y de colección”.

Los músicos parecen enamorados de los vinilos, pero no solo por la calidad en sonido y diseño que resaltan siempre de cada uno, sino también por todos los recuerdos que les significan. El vinilo remite a un modo de escuchar música, un ritual que hoy es prácticamente desconocido y que quiere regresar. “Pienso que el vinilo va a fomentar nuevas reuniones de amigos, uno diciéndole al otro ‘conseguí el último vinilo de fulano, ¿por qué no nos juntamos a tomar algo y lo escuchamos?’ Todas esas cosas estaban un poco perdidas. El vinilo tiene además esa cosa que no todos advierten que es el lado A y el lado B, eso de estar en una reunión con amigos y que cada lado dure capaz 18 o 20 minutos, y la pausa de darlo vuelta, hablar de lo que se escuchó, que contribuye a entender y compartir mejor la música”, contó García.

Lee también: Los vinilos, premiados en los Gardel

Sin embargo, aunque todos alaban y adoran al vinilo, a la hora de escucharlo hoy en casa, todavía se complica: “Yo conservo los vinilos que tuve de más joven, no digo todos porque viste que en las reuniones de amigos, de llevar y traer, se van quedando, aunque tengo un montón. Pero tengo que mejorar mi bandeja, la de la vieja época, porque de no usarla todo este tiempo voy a tener que hacerle un buen service como para ponerla en condiciones”, dice García.

La noche de los vinilos también despierta en la memoria aquellas grabaciones, unas más alejadas, otras más recientes. Mosca recuerda: “Tocábamos mucho y estábamos bastante locos en esa época, pero eso no fue una dificultad. Tuvimos tiempo y fue un disco que disfrutamos mucho. Es de nuestros primeros álbumes y es muy querido porque es como de los fanáticos de Buenos Aires de esa época.” Daniel Ferrón, con una grabación bastante más actual, cuenta: “Un recuerdo hermoso es las primeras veces que tocamos Iris, que es un tema maravilloso de este disco, y siempre que escucho Iris me remite al flaco pasándome la para tocarla”.

Ante la incógnita de por qué se edita tal disco y no otro, desde Sony nos explicaron: “A veces tiene que ver con la disponibilidad en que encontramos la fuente, la cinta, o el arte. Porque hay que encontrar que nos presten el arte, escanearlo y reconstruirlo. Las cintas algunas tienen material para laburar y hacer el master directamente de ahí. Vamos haciendo un equilibrio entre lo que la gente espera y lo que podemos ir laburando.” Y adelantó: “Se supone que con las fabricas nacionales que van a abrir, los tiempos van a ser más rápidos. La idea es que todos los discos a partir de ahora salgan también en vinilo. Como salió “Spinetta Los Amigo” el nuevo disco de los Cadillacs va a salir también, el de IKV, el de La Beriso… la idea es empezar a empatar y que salga a la vez como un formato más.”

 

 

 




Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter