16 MAR 2016

La Ramonesmanía, un fenómeno argentino

1545
Por Carlos Iogna Prat

por Carlos Iogna Prat (@CuchiPrat)

 

La banda desarrolló una estrecha -y curiosa- relación con el público argentino. Miles de personas pudieron experimentar la presencia en nuestras tierras de uno de los grupos que patearon el tablero y se levantaron como una nueva opción a la música establecida a principio de los ’70. Una suerte de complicidad que se mantuvo en el tiempo.

 

Puede resultar curioso, pero lo integrantes de los Ramones no podían entender cómo llenaban un estadio de fútbol en la Argentina cuando en su país tocaban en un teatros para muchas menos personas. Sin lugar a dudas, el público local puso su voto de confianza en ellos, y siguieron de cerca cada presentación en los escenarios argentinos.

 

La banda, formada en 1974, contaba con un largo camino recorrido dentro de la escena mundial cuando pisaron por primera vez un escenario argentino. Aquel debut fue en obras, un 4 de febrero de 1987, con un explosivo recital en Obras. El público pudo experimentar a la banda en vivo luego de pasar varios años escuchando sus vinilos. Por aquellos años, el panorama local estaba dominado por bandas con una propuesta moderna como Soda Stereo, Virus y Sumo, entre otros. Luis Alberto Spinetta y Charly García seguían publicando grandes trabajos. Los Violadores era la banda con mayor popularidad dentro del punk local.

 

Joey, Johnny, Dee Dee y Richie enfrentaron a la audiencia con su particular propuesta, una catarata de temas a máxima velocidad. Fue la última vez que el público argentino pudo disfrutar de la base constituida por Dee Dee y Richie. Según Gloria Guerrero en su libro “Obras, El Templo del Rock”, el público estaba formado por “varios curiosos, algunos fans, lo que quedaba de la primera armada punk local y algunas celebridades punks del momento”. “Luca Prodan pasó inadvertido mientras que a Charly García lo tuvieron que esconder para que no lo molieran a palos”, destacó la periodista.

 

Luego de cuatro años, la banda regresó al mismo escenario, con un estadio colmado con tres noches memorables con la presencia de Los Violadores como banda soporte. Repitieron al año siguiente, 1992, con cuatro fechas otra vez en Obras. El sentimiento por los Ramones estaba en pleno crecimiento. En 1994 la banda norteamericana tuvo su gran noche el 14 de mayo en el estadio de Vélez (junto Attaque 77, 2 Minutos, Mal Momento y Motörhead) y también por Obras .

 

Al año siguiente volvieron al recordado “templo del rock” con seis noches cargadas de emoción donde también participaron las bandas locales Flema, Attaque 77, 2 minutos, Doble Fuerza, Mal momento, Cadena Perpetua y Superuva. Para aquella época, los Ramones ya era una banda popular en nuestro país.

 

En 1996, la banda anunció el final. El grupo tenía que estar en nuestro país y despedirse a lo grande. Fue así que el 16 de marzo de 1996, la banda se presentó en una noche que quedará en el recuerdo dentro del marco de la gira “¡Adiós Amigos!. Superuva, 2 Minutos, Attaque 77, Die Toten Hosen e Iggy Pop acompañaron la fiesta. Pura emoción, una buena forma de poner punto final a una historia que tuvo un romance muy especial con la tierra argenta. También, algunos presentes en el show se sorprendieron al encontrar a Eddie Vedder de Pearl Jam siguiendo de cerca con una cámara de video todo lo que pasaba sobre el escenario.

 

Esa pasión de los argentinos por su música llevó a la banda en tocar en otras importantes ciudades del país. Fue en 1994, cuando la banda norteamericana aterrizó con su "Acid Chaos Tour '94" en septiembre al Estadio Cubierto de Newell´s Old Boys de Rosario, a la discoteca "Go!" de Mar del Plata y en el Club Estudiantes de Bahía Blanca.

 

Se cumplen 20 años de aquel recordado show en River, que marcó la última presentación de los músicos antes sus fieles fans locales. Un amor que sigue fuerte a través del tiempo.

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter