03 MAY 2016

Lisandro Aristimuño llenó dos veces el Gran Rex

Este fin de semana el cantautor presentó sus discos en vivo. Crónica y fotos
746
Por Marcelo Fernandez Bitar

Por Marcelo Fernández Bitar (@FernandezBitar)

 

Después de diez años y cinco discos grabados en estudio, Lisandro Aristimuño decidió que era hora de dejar registro del sonido y energía que se produce en sus recitales. Así fue como compiló material de sus giras del 2012 al 2014 en los dos volúmenes de “En concierto”, y ahora llegó el momento de presentarlo en vivo. Valga la redundancia.

 

La cita fue en el Teatro Gran Rex, una sala imponente para más de tres mil personas, la misma que ya llenó en seis ocasiones desde el lanzamiento de “Mundo anfibio”. Pero la función del sábado no fue suficiente para calmar la avidez de sus fans, y se agregó una segunda función el domingo.

 

Una vez más, ratificó la singular mezcla de potencia con sutileza que logra con sus arreglos, acompañando por una gran banda integrada por tres violinistas, un bajista que también toca el cello, una percusionista que hace coros y zapatea al mejor estilo flamenco, un guitarrista y un baterista. En el medio del escenario se sitúa Lisandro, rodeado de pedaleras de efectos, atril, micrófono y pequeños sintetizadores. En general no puede salir de esa zona, pero cuando lo hace logra una calidez y comunicación impresionante, aunque solamente se limite a caminar un poco por el escenario.

 

En cuanto a los invitados, así como en los dos discos “En concierto” aparecen Fito Paéz y Gabo Ferro, el domingo estuvieron el propio Gabo (hizo Greenlover) y también Cristóbal Repetto (El búho), Javier Malosetti (Traje de Dios) y Nekro (How long?), de Boom Boom Kid. Además, en el debut del sábado se sumó Teresa Parodi.

 

Ni cantautor ni cancionista ni trovador, Lisandro Aristimuño es mucho más que esas etiquetas fáciles. Es un músico con una visión exquisita para los arreglos que realzan su poesía y melodías. Al mejor estilo de Drexler o Buscaglia (entre tantos más), puede combinar la banda en vivo con elementos de electrónica, que a su vez están integrados a las exquisitez de las cuerdas y los coros de la cellista y la percusionista. Así es como oscila entre una balada o canción clásica, hasta meterse en el territorio del Radiohead post "Kid A".

 

 

El comienzo del show fue a las 20:30 horas, con las luces apagadas y la aparición de imágenes en cinco pantallas chicas de la banda caminando por el backstage hacia el escenario. Brazo y puño en alto, Lisandro dio el gesto de victoria y dijo: “¡Qué lindo domingo! Feliz día para todos los que trabajan”. Enseguida arrancó con “ABC”, “Por donde vayan tus pies” y “Perdón”, que explicó en una introducción que subrayó su faceta de antihéroe (“Esta viene de cuando te separás y te arrepentís”).

 

Al igual que en los discos en vivo, incluyó una versión de Avenida Alcorta de Gustavo Cerati, enganchada con el hit Para vestirte hoy. La lista recorrió sus últimos trabajos y tuvo puntos especialmente altos en Blue y Es todo lo que tengo y es todo lo que hay. También se lo vio más suelto a Lisandro, disfrutando del momento, a partir del tema junto a Malosetti, que incluyó duelos instrumentales, muecas y virtuosismo.

 

Si no fallan las cuentas, Aristimuño ya suma ocho Gran Rex en su carrera. Y todo indica que esto recién es el comienzo.

 

Fotos de Mariana Stroia


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter