09 MAY 2016

Lo nuevo de Mogwai: habla Barry

El prestigioso grupo escocés acaba de lanzar un álbum que es la banda sonora de un documental de la BBC. El multiinstrumentista Barry Burns cuenta los detalles.
975
Por Marcelo Fernandez Bitar

Por Marcelo Fernández Bitar (@fernandezbitar)

 

Mogwai sigue vivo y grabando discos. El año pasado se dieron el gusto de celebrar sus 20 años de carrera con shows especiales en Londres junto a grandes invitados, además de un compilado triple. Ahora acaban de lanzar “Atomic”, su noveno trabajo de estudio y banda de sonido del documental “Atomic: Living in dread and promise”, de Mark Cousins.

 

El tecladista, guitarrista y cantante Barry Burns cuenta detalles del momento actual del grupo.

 

-¿Ya tocaron los temas nuevos en vivo?

-No lo hemos tocado en vivo aún. Justo ahora estamos por iniciar los ensayos, que van a durar dos semanas y de ahí nos vamos a tocar a Viena. Va a ser muy bueno porque estamos entusiasmados con que la gente vea la película.

 

-¿Te imaginás tocando canciones viejas en el medio? 

-No vamos a hacer eso. Solamente vamos a tocar el material de este disco, así que el show durará un poco más de una hora. Nos preguntaron si queríamos hacer otros temas, pero realmente no lo queremos hacer porque se aleja del sonido de la película.

 

-¿La película es solamente imágenes y música, sin diálogos?

-Sí. Básicamente es eso, aunque hay algunas propagandas de la época de la Guerra Fría. Son casi todas imágenes nomás, y por eso querían que nosotros hiciéramos la música. De alguna manera somos los que narran lo que ocurre en el film.

 

-Ustedes ya hicieron soundtracks. ¿Cuál fue el desafío en particular de éste?

-El mayor desafío fue tener que hacerlo muy rápido porque no había mucho tiempo. Por suerte teníamos bastantes canciones en estado embrionario, y arrancamos con lo que más se adecuaba de todo eso. Luego lo mejoramos y lo hicimos más largo.

 

-¿Cómo la pasaron en las celebraciones de 2015 por los 25 años de la banda?

-Estuvo muy bien y nos dimos cuenta que estamos más viejos (risas). La pasamos muy bien y pudimos tocar junto a un montón de bandas, como The Jesus & Mary Chain y Public Enemy. Fue como un gran fiesta, muy divertida.

 

-Luego editaron una retrospectiva en box-set.

-Sí. Vimos que no teníamos hits, pero que había mucha música buena. La mayoría de nuestros discos nos siguen gustando.

 

-¿Cómo era la escena musical en Glasgow cuando empezaron?

-Me acuerdo que una de las bandas que más íbamos a ver con Stuart se llamaba The Yummy Fur. que incluso se acaba de reunir hace poco. En la actualidad sigue habiendo muchas bandas y la mayor característica es la diversidad. Es una ciudad donde a la gente no le gusta copiar. No hay ningún otro Mogwai, por ejemplo. Todos son grupos únicos y eso está muy bueno. Creo que se debe a que es una ciudad tan pequeña que te cruzás con la misma gente todo el tiempo. Así que si le copiás lo que hacen otros, va a ser muy vergonzante.

 

-¿Qué te acordás de los shows en Argentina? Estuvieron en un festival hace dos años, y antes en un rock club.

-¡Buenísimo, ojalá pudiéramos ir más seguido! Creo que siempre hemos dado muy buenos shows en Argentina y Chile. Todavía no nos ofrecieron ir a tocar con “Atomic”, pero sería genial. 

 

-¿Cambiará el sonido del grupo sin la presencia de John Cummings, que se fue el año pasado?

-No, porque vamos a tener otro guitarrista. Ya hicimos algunos shows y suena muy bien, pero recién lo van a poder ver el año que viene, cuando salgamos de gira con el próximo disco de canciones.

 

-¿Este año van a estar exclusivamente metidos en la gira de “Atomic”?

-Sí. Vamos a dar la mayor cantidad de recitales que podamos. Tampoco es un disco para hacer una gira muy grande, porque es la banda de sonido de una película, pero igual iremos a varios festivales. Después nos vamos a meter en el estudio para terminar lo próximo. Además, cada uno tiene un proyecto al margen, así que hay trabajo de todo tipo.

 

-¿Te imaginás un recital para celebrar los 30 años de la banda?

-¡No sé si voy a llegar! (risas), pero sí, claro, ¿por qué no?

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter