06 OCT 2016

Los Rolling Stones y el blues, una relación que viene de lejos

Durante toda su carrera se dedicaron a homenajear a las leyendas del género que más aman. Un repaso de los temas que grabaron
1090
Por Sebastián Grandi

Cuando Mick Jagger y Keith Richards se conocieron en la estación de Darford en la mañana del 17 de octubre de 1961, lo que los unió fueron los discos de blues que cada uno llevaba debajo del brazo. Jagger iba hacia el London School of Economics y Richards llevaba una guitarra y viajaba hacia el Sidecup Art Collage, donde estudiaba. Una conversación sobre la pasión común sobre el blues derivó en la génesis de la banda de rock and roll más grande de todos los tiempos. 

 

55 años después, los Rolling Stones vuelven sobre esa fuerza inicial y se lanzan a versionar clásicos del blues que los marcaron desde siempre. Pero no es la primera vez que la banda se sumerge en este género ni que versiona a otras leyendas: de los 74 covers que la banda dejó registrados en sus discos -ya sea de estudio o en vivo-, muchos son clásicos del blues con una larga historia a la que ellos se quisieron sumar y escribir su capítulo. A modo de estadística deportiva, entre los múltiples covers que grabaron hasta este momento, el artista que más veces versionaron fue Chuck Berry, en ocho ocasiones. Le sigue Muddy Waters con siete y muchos artistas (Bo Diddley, Ottis Redding y The Temptations, por ejemplo) con dos. 


 

1.  Rock me Baby de BB King

 

El tema es original de 1964 y, como si se tratase de un homenaje exacto, los Stones lo grabaron en 2004 y lo editaron en el disco en vivo “Live Licks”. En ese caso la versión fue grabada en París en 2003 y en la red hay varias versiones que incluyen a Jagger y compañía, junto a AC/DC por ejemplo. 

 

 

2. Love in Vain de Robert Johnson

 

Este clásico del blues es original de 1937, aunque existe una regrabación dos años posterior. Se publicó tras la muerte de Johnson y el desgarro que transmite la convirtió en una canción de referencia. La versión de los Rolling Stones de 1969 está incluída en el disco “Let it Bleed” de 1969 y muchas veces se la compara con la original porque transmite la misma sensación. Dijo Richards: “Para 1968 se editó el segundo bootleg de las canciones de Robert Johnson y entre ellas estaba esta hermosa canción que es Love in Vain. Mick y yo empezamos a trabajar en ella pero no valía la pena hacerla igual, así que la nuestra es un poco más country”. 

 

 

3. Champagne & Refeer de Muddy Waters

 

Este tema de 1961 tuvo su versión de los Stones para la película “Shine a Light” dirigida por Martin Scorsese y con Buddy Guy en el escenario. El diálogo entre la armónica de Jagger y la guitarra de Guy es uno de los puntos altos del tema. 

 

 

4. Little Baby de Howlin´Wolf

 

Otro tema original de 1961, esta vez llegó a la discografía de los Rolling Stones en el disco unplugged “Stripped” de 1995. La banda se apoya más en la versión de Wolf que en las múltiples versiones que se hicieron después, incluida la de Willie Dixon. 

 

 

5. I Can´t Be Satisfied de Muddy Waters

 

Fue el primer gran éxito de Waters, que salió como single en 1948. Sin embargo la canción es el fruto de otras composiciones previas que sonaron durante mucho tiempo pero que no llegaron a ser registradas. Los Stones la grabaron por primera vez en 1965 para el disco “The Rolling Stones 2”, el segundo de su extensa carrera y que tiene apenas tres temas originales de la dupla Jagger/Richards. 

 

 

6. You Gotta Move de Mississippi Fred McDowell

 

De inspiración religiosa, los Stones tocaron este blues tradicional durante su gira de 1969 y quedó inmortalizado en el disco “Sticky Fingers” de 1971. Jagger usa el dialecto del sur de los Estados Unidos en la letra y Richards luce su destreza en el slide. Aerosmith se inspira en esta versión para grabar el tema en su disco de covers “Honkin´on Bobo” de 2004. 

 

 

7. Prodigal Son del reverendo Robert Wilkins

 

Otro blues de corte religioso, en este caso de 1929. Wilkins fue un músico que después se consagró a la Iglesia. Sus primeras grabaciones fueron registradas con una guitarra rota, pero después pudo empezar a grabar en mejores condiciones. Hacia mediados de la década del cincuenta, dejó la música secular para dedicarse a componer exclusivamente canciones cristianas. Los Stones grabaron este tema en su disco “A Beggar´s Banquet” de 1968 y en un primer momento las ediciones del álbum señalaban la canción como otra composición de Jagger y Richards, aunque después de la advertencia de algunos especialistas en la historia del blues, la oficina de la banda corrigió el error. 

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter