28 ABR 2016

Los secretos detrás de Purple Rain

La canción que todos eligieron para recordar a Prince nunca fue número uno. Su particular historia.
1497
Por Carlos Iogna Prat

por Carlos Iogna Prat (@CuchiPrat)

 

Tras la sorpresiva muerte de Prince, una gran cantidad de artistas versionaron en sus shows el tema Purple Rain para recordar al artista. Sin lugar a dudas esa balada se convirtió en el símbolo de una carrera marcada por la innovación y los desafíos pero que encontró en su mensaje y sutileza la posibilidad de atravesar audiencias y llegar a millones de personas. Bruce Springsteen con una tremenda versión en vivo -que después subió para reglar-, Stevie Wonder lleno de sentimiento en su piano, David Gilmour intercalando su solo en Comfortably Numb y Vicentico en el Vive Latino, fueron algunos que la tocaron como muestra de cariño al muchacho de Minneapolis.

 

La canción fue un éxito desde su salida como simple el 26 de septiembre de 1984. Purple Rain fue un rapto de seducción de Prince, una interesante mezcla de rock, pop, gospel y una suerte de blues futurista. El músico compuso primero la música y pensó en Stevie Nicks de Fleetwood Mac como letrista. En una entrevista reconoció que se asustó al escucharla: “Era mucho para mí”.  Fue así que Prince no tuvo más remedio y le dio vida a la hermosa letra. El músico reveló que el título tiene que ver con el final, cuando el cielo está de color púrpura, y uno está con la persona que realmente ama.

 

 

La grabación de la canción, al igual que gran parte del disco, tuvo lugar durante un show del artista en un concierto a beneficio en el “Minnesota Dance Theatre”. También marcó el debut como guitarrista de Wendy Melvoin de su banda The Revolution, con tan solo 19 años. Luego algunas canciones fueron retocadas en el estudio antes de su salida. También se le agregó un solo a Purple Rain y se la redujo en su duración.

 

En un principio, Prince pensó que era una copia de un tema de Journey, Faithfully. Para quedarse tranquilo, se puso en contacto con uno de sus integrantes, Jonathan Cain, para conocer su opinión. La respuesta fue que solo tenía cuatro acordes en común. En una oportunidad el propio Charly García puso la canción en duda al decir que se trataba de un plagio de Canción para mi  muerte.

 

 

La banda de sonido de la película “Purple Rain” tuvo muy buena repercusión por parte del público y de la crítica. La película costó apenas 7 millones de dólares y recaudó más de 80, consagrando a Prince a la estatura de estrella mundial. La canción que le da nombre al álbum y a la película fue el tercer single de ese disco y no llegó al número 1:  estuvo en el segundo lugar del chart en los Estados Unidos, detrás de Wake Me Up Before You Go-Go de Wham!. También fue disco de oro al vender un millón de copias. Tras la muerte del cantante, el single reapareció en las listas de ventas y las reproducciones en plataformas digitales pasaron de 14 mil por semana a 1.4 millones. 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter