13 DIC 2016

Martes 13: cábalas antes de tocar

10 músicos de la escena del rock nacional revelan sus trucos para combatir la mala suerte
1858
Por Natalia Sarramone
“Yo no tengo cábalas, pero antes de salir a tocar lo que siempre hacemos es…” es una frase repetida entre los artistas de rock que cada fin de semana tienen que enfrentarse a la adrenalina de subirse a un escenario. Los ensayos, la experiencia y un buen equipo son una parte importantísima para que un show salga bien, pero la suerte siempre tiene también su jugada. Es por eso que los músicos tienen sus rituales íntimos en ese momento previo, que repiten fecha a fecha porque evidentemente siempre les resultó. Hoy es martes 13, y como nadie está ocupado casándose ni embarcándose, les preguntamos a algunos músicos de la escena del rock argentino cuáles son sus cábalas y rituales.

Erica García es una clásica especialista del tema: “Ni loca salgo a tocar sin antes juntarnos y hacer un círculo mágico con todos los músicos. Y mientras me maquillo en camarines hago un ritual de eso, charlando con ellos. Me pongo perfume, una medallita de oro en mi ropa interior, un trago de Jameson sin hielo y antes de salir le guiño el ojo y le sonrío a Heath Ledger. Son muchas cosas, pero ya las tengo naturalizadas”, reveló.

Lo de El Kuelgue ya es un poco más raro. Julian Kartun contó: “Tenemos un jueguito que usamos siempre antes de salir al escenario que se llama ‘el juego del boludo’, y básicamente consiste en meter un bollo de papel en un tacho de basura todos al grito de ‘el juego de boludo’. Es una sana costumbre que se repite en los shows tanto afuera como en capital”.

Vitico con Viticus en Vorterix. PH: Guido Adler

Mario Barassi de Los Super Ratones confesó que siempre tuvieron una foto grande de Ringo Starr con los dedos en V, para que les tire buena onda a través de las largas giras por España. “Lo hemos llevado con nosotros a las últimas cuatro o cinco giras por España, y siempre lo pegábamos en el camarín o en el hotel”, detalló.

“Nací un martes 13”, cuenta Marilina Bertoldi que claramente no cree en estas cosas. “Pero mi cábala, en todo caso, es un abrazo grupal con los músicos y el staff, porque salir al escenario es como salir a una cancha, a pelear, es equipo”, cuenta. Y es que el abrazo es un clásico, y aunque Gabriel Pedernera (Eruca Sativa) dice que no tiene cábalas en sí, repite el rito: “Lo que siempre hacemos antes de los conciertos es abrazarnos fuerte y conectarnos un poquito ahí vía bluetooth, abrazarnos y decirnos cosas lindas”.

Juan Tordó de La Mississippi cuenta que la cábala que él tiene es no usar el color amarillo, simplemente porque “la tradición del escenario es así”. Por su parte, Barbi Recanati reveló que la única cábala real que tiene Utopians es no ensayar nunca el mismo día del show. Los chicos de La Mancha de Rolando no tienen cábalas justo antes de salir a tocar, pero los días de luna llena hacen fogatas con el tetragrammaton, “un símbolo de protección milenario”, contó Matías Sobrado.

Marilina Bertoldi en el Personal Fest. PH: Ivan Pinto
 
El gran Vitico (Riff, Viticus) es tan supersticioso que nos deja con las ganas: “Desde siempre tuve una cábala, pero no te la puedo decir porque trae mala suerte”. Marcelo Moura (Virus), en cambio, se pone gracioso y ante la pregunta de cuál es su cábala antes de salir a tocar, responde: “Cobrar”.

Leo García dice que no tiene cábalas. “Es que si me agarro de esas cosas tocaría muy poco. No siempre están todas las condiciones dadas y sostenerse de cábalas te genera dependencias”, dice Leo, poniéndose más racional. Y agrega: “Por ahí te toca un cable o algo amarillo y no hay nadie que te toque la cola antes del show y hay que salir igual. A veces es tarde para ponerse a rezar en equipo y hay que salir, y la magia no se va. Lo único que hay que agradecer es que cuando uno tiene ese tiempito en el escenario, el escenario es de uno, y ese es el real power”.

El martes 13 se considera un día de mala suerte en España y algunos países de Latinoamérica. Es conocido el antiguo refrán “en martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes”. Es habitual que los aviones no tengan fila 13 y en los hoteles no exista el mismo piso. Entre otras creencias, se cree que el número 13 es de mal augurio por la Última Cena, donde había doce apóstoles y Jesús, considerándose a Judas el traidor como el número 13. “Martes”, por su parte, deriva del planeta Marte, el Dios de la guerra, el planeta rojo, de la destrucción, la sangre y la violencia.

Leo García en el Movistar Fri Music. PH: Guido Adler
 

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter