11 JUL 2016

Noel Gallagher, The Jam y un guiño retro

817
Por Carlos Iogna Prat

El exOasis sorprendió al tocar durante una prueba de sonido en Nueva York un clásico de The Jam. Se trató de una versión instrumental del tema A Town Called Malice, pero no formó parte del repertorio de esa noche. Según trascendió, el músico la va a tocar en público en los próximos meses. Los más jóvenes seguramente no conocerán muchos detalles sobre este tema y la banda que le dio vida. Una canción pegadiza que formó parte del trío comandado por el guitarrista y cantante Paul Weller.

 

 

The Jam sorprendió la escena musical británica de fines de los ’70. A diferencia de otros grupos de la época, como los Sex Pistols o The Clash, buscó en el ADN retro inglés y aquellas canciones perdidas dentro del soul del sello Motown, que llegaban desde los Estados Unidos. La imagen era importante para la banda. La elegancia sobre el escenario marcaría a varios artistas de la época. Espíritu mod, cargado de rebeldía. El grupo buscaría su fuente creativa en nombres como The Kinks con letras que reflejarían la particular mirada inglesa de la sociedad.

 

 

A Town Called Malice formó parte del disco "The Gift" de (1982) y también fue publicada como simple junto a la canción Precious. Algunos llegaron a decir que tiene una intro muy similar a la popular You Can't Hurry Love de The Supremes. Rápidamente se instalaría en el primer lugar del ranking británico.

 

“En 1981 estaba con algunos cambios. Estaba tomando nota de lo que ocurría en Inglaterra. Recorrimos distintos puntos del país y nos dimos cuenta de lo que estaba sucediendo. Era el comienzo de Margaret Thatcher y en varios lugares, principalmente en el norte, estaba complicado. Era un joven hablando sobre dichas cuestiones y pensando en ellas”, destacó Paul Weller a The Guardian sobre el contexto que inspiró la canción.

 

La música nació durante un ensayo. Weller tenía gran parte de la letra escrita en cuaderno y su mensaje tiene mucho que ver con su infancia, la realidad social que le tocó vivir al músico. Un ritmo que se repite, un estribillo, más el agregado de un órgano, le dio identidad a la canción. “Cuando se la mostré a algunos amigos en el estudio les encantó”, recordó el cantante y guitarrista. Sobre su título, el autor reconoció que nunca leyó el libro de Nevil Shute, “A Town Like Alice”, pero que seguro lo había visto en algún lugar.

 

Paul Weller, para muchos una suerte de padrino del britpop, es un gran amigo de Noel Gallagher. En distintas oportunidades compartieron eventos y llegaron a participar en el estudio de grabación.

 

 

Varios grupos jóvenes se alimentaron del sonido de The Jam. Tal es el caso del grupo Callate Mark que en su tema Donde voy, Florian Fernández Capello reconoció la influencia de dicha canción y de “Una ciudad llamada vacío” de Los Fabulosos Cadillacs.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter