19 ENE 2017

Noticias muy importantes de último momento

Desde Bebe en Mega hasta la escena rockera sub 30, Esteban Rial preanaliza el 2017 que se viene
1105
Por Esteban Rial
Con todo el respeto que me merecen las programaciones de festivales que se amagan y anuncian, los inolvidables shows en la playa con la gente en ojotas que me perdí y hasta los grandes momentos que me tocó presenciar en lo que va del año entre esa arcadia conocida como Adrogué, & localidades aledañas y nuestra entrañable y querida Ciudad Autonoma de Buenos Aires (pero que linda te ponés la primera quincena de enero cuando querés), tengo toda la sensación térmico mediática de que la noticia más reconfigurante de la temporada es lejos, lejos muy lejos, la llegada del Bebe a las mañanas de Mega para hacer lo que más le gusta hacer laboralmente de lunes a viernes de 10 a 13 horas, situación que hasta donde entiendo postula una nueva era en la Historia de la Radiofonía Argentina de Frecuencia Modulada.

Lo que sí, les pido por el amor de Dios, no me vengan con que desde un punto de vista periodístico profesional (en tanto y en cuanto histórico amigo universitario y empleado supuestamente problemático - justo yo - del protagonista de la supermeganoticia en cuestión) debería yo abstenerme de informar por un tema de conflicto de intereses, qué intereses tenemos todos los plastificados, los conflictos están a la orden del día y el saber elegirlos para amplificarlos como corresponde es tarea propia de cada medio, de cada firma, paso a paso, todos unidos triunfaremos, empataremos o perderemos más o menos dignamente.
 
Mientras tanto y sin entrar en detalles musicales ni extramusicales, da la impresión que la presente vuelta de tuerca y cambio de fase nos entrega un terreno más que fértil a la hora de las polémicas, escándalos, causas judiciales, cartas abiertas y entrevistas exclusivas, con las redes sociales siempre a flor de piel (me encantaron el otro día tus historietas en instagram); si bien nunca fui de darle bola a los Premios, supongo que la nominación de Andrea Álvarez para los Grammy latinos significó un punto de inflexión en cuestiones de  intercambios conceptuales en una escenas que, como toda escena, tiende la cotilleo en voz baja y el hola que tal como andás, te la clavan por deporte y después critican las corridas de toros; en todo caso, que al Chano de Tan Biónica lo internen me parece que ni siquiera es noticia, o es nada al lado de la ineludible competencia cancionera entre hermanos solistas Charpentier, y hasta me cuesta no imaginarme un almuerzo familiar en lo de Mirtha Legrand. Evidentemente ya es tiempo de reconocer y saber valorar la influencia y la importancia de llamarse Santiago, que no todos los nombres son iguales, ni hablar los apellidos.

De todas formas, algo en lo que supongo estamos de acuerdo, es que en la escena rockera sub 30 hay muchas más y mejores señoritas que la rompen que muchachos interesantes bien plantados, que los hay los hay, pero en plan primera minoría y/o mayoría silenciosa, cada vez más a veces pienso… Por lo pronto, además de ser el 2017 un año todavía nuevo con todas las de la ley y una cifra muy interesante, también es el segundo tiempo (el segundo doble semestre) de la dupla 2016/2017, y un año electoral argentino, mientras este fin de semana la Casa Blanca entra en una nueva etapa mezcla de Dinastía y Ciudad Gótica.
 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter