23 SEP 2016

Porchetto logró juntar a Porsuigieco

Fue un concierto mágico, tal como había presagiado el inesperado primer invitado de la noche, Facundo Arana. También estuvieron Juanse, Lito Vitale y Willy Iturri pero el lujo fue unir a Charly García, Nito Mestre, León Gieco y María Rosa Yorio
1637
Por Marcelo Fernandez Bitar

Ya se había anunciado en las notas previas al regreso triunfal de Raúl Porchetto a los grandes escenarios porteños: habría muchos invitados, incluso el legendario supergrupo de los años '70, PorSuiGieco, la unión del anfitrión de la noche con Sui Géneris y Gieco, además de María Rosa Yorio. Pero como nunca se sabe con Charly García, había dudas y expectativas inmensas.

 

Y se dio: sobre el final de un recital que pasó las dos horas, hicieron Fantasma de Canterville, un hit del repertorio de aquel único disco, que incluso fue censurado y sólo apareció en las primeras copias en vinilo y luego se popularizó en la versión de León Gieco. Además, para coronar la noche, hicieron Algo de paz junto a la banda de Porchetto.

 

 

Toda la noche en el Teatro Coliseo fue una merecidísima fiesta de reconocimiento a los 45 años de carrera de Porchetto, que brilló en la escena acústica del rock local de los años '70, fue favorito de prensa y público a comienzos de los '80, y tuvo enorme popularidad con éxitos pop en la mitad de esa misma década. Luego lentamente fue injustamente dejado de lado por los medios y desde entonces alternó escasísimos shows con una suerte de retiro en Córdoba.

 

Pero el público no lo olvidó, tal como se demostró con la excelente convocatoria de una audiencia mayoritariamente cincuentona (y más) que llenó el Coliseo y disfrutó de una gran recorrida por temas de toda su carrera junto a grandes invitados.

 

Así, desde el saxo de Facundo Arana tocando por el pasillo central la melodía de “Sentado en el umbral de Dios” hasta la histórica interpretación con Lito Vitale de “Obertura” y “Canción I” del LP “Cristo rock” (recién reeditado en vinilo, por cierto), hubo de todo. Desde un furioso rock and roll con Juanse en guitarra (“Nena sacate la careta”), dos temas con Willy Iturri (“Donde hay un cine” y “Metegol”), hasta una bellísima canción con Sandra Mihanovich (“Mercedes en silencio”) y temas con los distintos integrantes de PorSuiGieco, donde sobresalieron tres participaciones de León (“Bajaste del Norte”, “Bicentenario” y “Che pibe vení votá”). En la lista no faltó su inmenso hit “Bailando en las veredas” (que en los años '90 tuvo una versión con Sandro) ni tampoco un muestreo de su último álbum “Dragones y planetas”, del 2010. 

 

A los 66 años, Raúl Porchetto no sólo se encuentra en gran forma musical, sino que se lo vio tan vital y de buen humor como siempre, orgulloso de semejante encuentro y con momentos de locuacidad donde los fans escucharon con atención sus anécdotas y agradecimientos. Al lado suyo armó una banda donde se destacó el guitarrista Javier Tordecillas y sus hijos Ana Clara (que hizo coros y cantó “Los cisnes no cantan cuando mueren”) y Daniel (en teclados y algunas voces).

 

Volvió Porchetto, la gente respondió a la convocatoria y ojalá se retome una continuidad en el contacto con su público, que por lo visto lo extrañó mucho y tiene ganas de recordar sus canciones y verlo en vivo. Bienvenido, pues, aunque nunca te fuiste.

 

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter