06 JUN 2016

Richard Coleman: "Actual es el fruto de una noche muy inspirada"

El guitarrista lanzó un disco en vivo que además de resumir su carrera, muestra la calidad de su música y su banda
4723
Por Sebastián Grandi


Los discos en vivo suelen ser considerado álbumes menores en el catálogo de un artista. Sin embargo hay algunos casos en donde la reunión de una serie de canciones en un mismo álbum grabados en el contexto de un concierto puede resultar mucho más que un esfuerzo para cumplir con alguna obligación. Con “ActualRichard Coleman llevó la idea del disco en vivo al lugar de obra de arte en sí misma pero, además, la producción buscó reflejar su momento musical y el de su banda. Grabado en el Teatro Vorterix en noviembre de 2015, este disco doble con DVD es un ambicioso proyecto que busca inmortalizar una época y un sonido. “Es el tercer disco en vivo de mi carrera -dice Coleman sentado en el escenario de otro teatro porteño donde eligió hablar con la prensa mientras varios fans se reúnen en la calle para que el guitarrista le firme sus discos-. Hice un maxi con Los Siete Delfines, Regio también con ellos y ahora éste”, rememora. 

 

-¿Cada uno de tus discos en vivo reflejan el momento musical en el que estás? 

 

-Puede ser. “Regio” lo hice por una razón muy parecida a lo que pasó con “Actual”: quería registrar el momento musical de la banda. Con "Regio" fue el momento en que Los Siete Delfines empezaron a sonar bien y entonces quería registrar eso para que no se perdiera. No te olvides que en esa época era más difícil tener un registro del vivo, cosa que ahora cambió. Sin embargo en este disco todo es más complejo: hay todo un desarrollo previo. Es un disco que se grabó en tres horas, pero se ensayó durante 5 años (risas). Por lo tanto este disco es consecuencia de “Siberia Country Club”, de haber empezado ése proyecto y haber trabajado juntos a lo largo de todo este tiempo. Por eso a estos chicos les puse Trans Siberian Express. 

 

Desde lo artístico esta grabación fue un gran momento porque llegamos a conformar un repertorio de 50 o 60 temas, de los cuales elegí 30 y llegaron 27 al CD. Con uno me enojé y otros dos necesitaban una post producción que no me pareció realizar. Lo que hay acá es la coherencia del sonido en general. No son ni reversiones ni nuevas versiones: son interpretaciones porque en esta banda todos somos intérpretes de la lista de temas que yo sugiero. Por eso pueden convivir canciones de mis discos solistas, con temas de Fricción, de Los Siete Delfines, de temas con Gustavo Cerati y de PJ Harvey, Kraftwerk o Neil Young

 

-Bueno, pero vos sos el hilo conductor de todas esas canciones….

 

Claro, para mi son esquemas. Nosotros las llenamos, le damos un contenido, le damos tonos y letras. A partir de ciertos códigos el tema es cómo los tocamos. Más allá de mi rol y las opciones de cómo quiero que suenen las cosas, ya cada uno entiende qué tiene que buscar. 

 

-A lo largo de un catálogo, ¿cómo te llevás con los discos en vivo? 

 

-Me llevo mejor con los registros fílmicos del show en vivo. Con éste disco en vivo me pasa algo raro: en general una vez que sale un álbum mío no los escucho más. Como en este caso es el reflejo de un show, que en definitiva es algo muy fugaz, vuelvo sobre él. En el caso de las filmaciones de shows, me gustan mucho sobretodo cuando se ve cómo tocan todos, no sólo las estrellas. Lo hablé con Diego Baus, que fue el director del DVD. Es placentero ver cómo nos miramos en la banda, lo muscular, lo corporal del show. No me metí, porque creo que tengo buen ojo para elegir la gente con la que trabajo y entonces sé qué pedir y dejo hacer. 

 

-¿Un disco en vivo es el fin de una etapa y el inicio de otra? 

 

-No sé. Lo hice por las dudas de que fuera el fin de un período muy lindo que nunca volverá. Supongo que nos vamos a cansar, pero mientras lo toco éste disco me da espacio para proyectar lo que viene. Por lo tanto no lo veo como el fin de una etapa, sino como el reflejo de una noche muy inspirada, lo que no es poco. 

 

-Este mes el rock argentino cumple 50 años y vos sos una parte importante de esa historia ¿pensaste en eso?

 

-A diario tengo reflexiones sobre el rock, porque es una elección de vida. Cuando empecé en el rock pensaba que era para siempre y también creía que si se me rompía un disco, lo podía volver a comprar. A veces pienso de qué se trata: hasta dónde es arte y hasta dónde es entretenimiento. 

 

No sé qué rol juega el rock en general. Sé el lugar que ocupa en mi vida y que hay gente que le importa. Y también a esta altura sé que a esa gente hay que ir a buscarla, conectarla. Haber puesto el show en un DVD puede acortar esas distancias y tiene la oportunidad de saber que hay alguien que está dando un show de rock. Ojalá traiga más gente, porque en un concierto de rock hay una energía que es muy importante y que merece ser vivida. 

 

-¿Cuando tocás te detenés en los detalles, en las caras de tu audiencia?

 

-No me detengo en las caras, un poco por las luces, porque tengo que mirar la lista y demás. Pero también porque soy tímido y uno ha hecho todo esto, ha construido toda una carrera por eso también. Alguna vez hago el esfuerzo y miro a alguien, pero para que sepa que lo ví, que se lleve ese recuerdo. 

 

-¿Sentís en tus shows que a alguien el pasa lo que te pasó a vos la primera vez que fuiste a un concierto de rock?

 

-Me arriesgo a hacerme cargo si eso le pasa a alguien. Yo agradezco a todos los factores que hicieron que yo me dedicara al rock. Les estoy agradecido. Como al primer show que vi en mi vida, de Ricardo Soulé en el Teatro Coliseo: me acuerdo de cómo estaba vestido y hasta de la guitarra que usaba. Yo tenía 13 años y fue un antes y después. O como cuando compré “Heroes” de David Bowie. Esos pequeños eventos definen quién soy. Ojalá a alguien le de ganas de hacer rock gracias a mí, pero sobre todo espero que se adueñen de mi canciones y que sean parte de sus vidas. Mi participación termina cuando la música es emitida. 

 

 

Más fotos del show de Richard Coleman en Vorterix en la galería exclusiva de Guido Adler


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter