04 ENE 2019

Sandro: nueve eneros sin "El Gitano"

Un día como hoy, pero de 2010, moría uno de los pioneros del rock nacional.
590
Sandro murió el 4 de enero de 2010 en Mendoza, a los 64 años. Dos meses antes se había sometido a una doble operación de trasplante de corazón y pulmón, pero todo se complicó. Roberto Sánchez -El Gitano o Sandro- fue uno de los pioneros del rock en la Argentina, y sus baladas románticas cautivaron a sus miles de “nenas” en toda América.
 
Se inició en la música en los 60 y grabó su primer tema con la banda Los Caniches de Oklahoma, que luego pasó a llamarse Los del Fuego y, más tarde, Sandro y Los del Fuego, ya con él como cantante y líder del grupo.
 
Al principio, la banda reversionaba clásicos anglosajones en español, sobre todo temas de Elvis, Los Beatles y los Stones. El carisma de Sandro, sus movimientos y su voz lo fueron convirtiendo en ídolo. Por aquellos años ya frecuentaba La Cueva, histórico sitio en el que actuarían las primeras bandas del rock nacional como Los Gatos y Los Beatniks.





En 1965 la banda se separó y Sandro comenzó una exitosa carrera solista, transformando su rock con influencias latinas y baladas. Publicó más de 30 discos y convirtió sus canciones en inolvidables clásicos, como "Rosa, rosa", "Dame fuego" o "Llenarme de ti". Incansable como pocos, también incursionó en el mundo del cine como actor y director, participando en más de 14 películas como “Quiero llenarme de ti” o “Gitano”. En 1970 cumplió el sueño de muchos: fue el primer latinoamericano en cantar en el salón Felt Forum del Madison Square Garden.
 
En los '90 compartió trabajos con reconocidos rockeros. Tuvo su propio programa de televisión, “Querido Sandro”, donde se animó a invitar a Pappo junto a Riff y a tocar con ellos en vivo. Y en 1991 se sumó a Tango 4, el proyecto de Charly García que también tuvo a Pedro Aznar y Raúl Porchetto. Para terminar de ponerle la firma a su costado nato rockero, grandes artistas le dedicaron un álbum titulado Tributo a Sandro: un disco de rock. En él participaron Divididos, Virus, Los Fabulosos Cadillacs, Bersuit Vergarabat, Attaque 77 y Érica García, entre otros.
En 1965 la banda se separó y Sandro comenzó una exitosa carrera solista, transformando su rock con influencias latinas y baladas. Publicó más de 30 discos y convirtió sus canciones en inolvidables clásicos, como "Rosa, rosa", "Dame fuego" o "Llenarme de ti". Incansable como pocos, también incursionó en el mundo del cine como actor y director, participando en más de 14 películas como “Quiero llenarme de ti” o “Gitano”. En 1970 cumplió el sueño de muchos: fue el primer latinoamericano en cantar en el salón Felt Forum del Madison Square Garden.
 
En los '90 compartió trabajos con reconocidos rockeros. Tuvo su propio programa de televisión, “Querido Sandro”, donde se animó a invitar a Pappo junto a Riff y a tocar con ellos en vivo. Y en 1991 se sumó a Tango 4, el proyecto de Charly García que también tuvo a Pedro Aznar y Raúl Porchetto. Para terminar de ponerle la firma a su costado nato rockero, grandes artistas le dedicaron un álbum titulado Tributo a Sandro: un disco de rock. En él participaron Divididos, Virus, Los Fabulosos Cadillacs, Bersuit Vergarabat, Attaque 77 y Érica García, entre otros.





En 1998 le diagnosticaron un enfisema pulmonar crónico. Sin embargo, en 2001 volvió con uno de sus shows más emblemáticos, El hombre de la rosa. A partir de allí continuó cantando con asistencia de oxígeno junto al micrófono y, sin dudas, una voluntad inquebrantable. En 2004 realizó una gira nacional, pero todo se puso más difícil y más tarde supo que precisaría un trasplante de pulmón y corazón.
 
A finales de 2009 llegó el donante y la doble operación, pero lamentablemente, un germen hospitalario le dejó una neumonía que lo llevó a la muerte 45 días más tarde. Aquél 5 de enero, miles de personas se reunieron en el Congreso de la Nación para despedir a un cantante que, sin dudas, se convirtió en una leyenda.

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter