24 JUN 2016

Stairway to Heaven: todo lo que hay que saber

Ahora que la Justicia certificó que es de Led Zeppelin, un repaso sobre la historia y los éxitos del tema
750
Por Carlos Iogna Prat

 

Al final, el tribunal de Los Angeles falló a favor de la famosa banda comanda por Robert Plant y Jimmy Page. Un jurado dictaminó que no hay plagio entre el clásico y la canción de Spirit Taurus. Ambas bandas compartieron escenario a finales de los '60 y a pesar de los testimonios que hablan de un interés de Page muy especial por ese tema instrumental del grupo norteamericano, finalmente no hay pruebas de robo. 

 

La oportunidad es ideal para reflexionar sobre la canción. Se trata de una pieza atípica de todo repertorio de rock que se convirtió en el mayor símbolo de Led Zeppelin

 

Para empezar, se vendió sola. Stairway to Heaven fue publicada en 1971, en el disco “Led Zeppelin IV”. Tuvo mucha rotación en las radios, pero la banda nunca la publicó como simple. 

 

El solo que inmortalizó el talentoso Jimmy Page en el tema fue considerado como uno de los mejores de la historia. Según el guitarrista el tema fue tomando forma durante la estadía del grupo en Bron-Yr-Aur, una cabaña de Gales, durante la grabación del disco “Led Zeppelin III”. La letra fue escrita por Plant sobre la base del libro de Lewis Spence “Magic Arts in Celtic Britain”. La estrenaron en Blefast, Irlanda, el 5 de marzo de 1971. John Paul Jones dijo que a la gente no le pareció gran cosa y que esperaban algo más rockero para una novedad de la banda. 

 

No contiene mensajes satánicos, aunque alguna vez se popularizó la idea de que la canción decía "Oh aquí está mi dulce Satán. Aquel cuyo estrecho camino me hiciera triste, cuyo poder es de Satán. Él le dará a aquellos el 666, había un pequeño cobertizo donde él nos hacia sufrir, triste Satán". Robert Plant dijo en una entrevista: “¿A quién se le hubiese ocurrido eso? Tienes que tener mucho tiempo libre para siquiera considerar que alguien pueda hacer eso. La sola idea me parece sucia, pero es muy estadounidense”.



Entró en los charts en 2007, cuando Zeppelin incluyó su catálogo en las plataformas de streaming y el tema se convirtió en uno de los más reproducidos. Hasta entonces había llegado a los rankings, pero de la mano de otros artistas. ¿Quién no tocó su intro en una clase de guitarra? La locura musical del gran Frank Zappa lo llevó a grabar una versión cercana al reggae y al ska, que formó parte del disco “The Best Band You Never Heard in Your Life”.

 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter