18 OCT 2016

The Magic Numbers: "Pudimos conseguir un estilo propio"

476
Por Carlos Iogna Prat

La banda formada en Ealing, Inglaterra, en 2002 se prepara para volver a la Argentina. Rock indie del bueno, con melodías pegadizas y jugados arreglos, The Magic Numbers repasará sus éxitos y adelantará algunas de las nuevas canciones de su próximo disco.

 

Formados por dos parejas de hermanos, Romeo Stodart (guitarra y voz), Michele Stodart (bajo y voz), Sean Gannon (batería) y Angela Gannon (melódica, teclados, percusión y voz), la banda será una de las atracciones de la primera jornada del Personal Fest 2016. Además brindarán un show en Niceto, este jueves 20 de octubre.

 

Romeo Stodart habló con Generación B para conocer un poco más sobre la historia del grupo y disparó: "Somos una banda que sigue en pie y que tiene un catalogo importante de canciones. Pudimos conseguir un estilo propio y que va mejorando con el paso del tiempo."

 

-Otra vez en la Argentina ¿ya es una costumbre?

 

-Es que la gente es muy carilñosa. Estamos con muchas ganas de tocar. Tenemos buenos amigos. Siempre la pasamos muy bien sobre el escenario.

 

-¿Es verdad que te gusta el tango?

 

-Si. En una de las visitas  me compré algunos vinilos de Astor Piazzolla y de Carlos Gardel. Me encanta Oblivión de Piazzolla, en donde encuentro un toque rockero de los ’70. No sé mucho de la música actual, pero fui a ver a Las Kellies y me encantó. Me hice amigo de Guazuncho que tiene un gran talento. Soy un gran fan de Bosques con quien me pasé toda una noche zapando en su estudio. 

 

-¿Disfrutás de las giras? ¿Qué cosas te gusta hacer cuando estas de gira?

 

-Me gusta conocer al máximo el lugar en el que estamos. También nos gusta ir de compras y buscar ropa vintage. Me parece importante la posibilidad de salir a tomar algo para conocer un poco más a la gente.

 

-¿Recordás el primer recital de la banda?

 

-Sí, siento que pasó ayer. Recuerdo de ver a la gente y sentir la sensación que éramos invisibles. Estoy orgulloso del trabajo en ese momento de mi hermana en el bajo. Me parece que lo mejor es pensar que uno está en la mejor banda del mundo.

 

-¿Cómo se siente el estar en una banda formada por parejas de hermanos?

 

-Lo tomamos como algo natural. No conocemos otra cosa. Tenemos nuestros momentos donde vivimos situaciones complicadas, típicas de cualquier familia, pero eso ocurre porque nos conocemos mucho y no sufrimos tanto.

 

-“Forever Lost” fue un gran éxito. ¿Cómo nació?

 

-Es extraño, ya que no recuerdo el momento en que la escribí. Siento como que llegó de una forma natural. Sí tengo presente el trabajo que hicimos en los arreglos y que fue en un momento especial para mí, por las distintas situaciones que estaba viviendo. Es un tema que tiene mucho que ver con el concepto del grupo y que la relacionan enseguida con nosotros. Estoy muy orgulloso por el gran trabajo que logramos.

 

-¿Cómo fue el trabajo para ese primer disco?

 

-Eran temas muy importantes para nosotros. En las primeras canciones sentí que no estaban relacionadas con las cosas que estaban pasando. Pero aprendimos mucho de ellas. Son temas muy personales como la muerte de familiares y el fin de una relación amorosa. Estoy muy orgulloso de esa etapa. Fue difícil pero tuvo su recompensa. Pudimos construir algo que todavía se mantiene en pie.

 

-¿Te gusta el trabajo dentro del estudio?

 

-Grabar es un trabajo artístico muy fino. La cuestión es que con Michele aprendimos muchas cosas con los años, llevando cosas al estudio para trabajar. Tener un espacio propio es muy importante. Me encanta ver el proceso de cómo van quedando las canciones y abrirnos a las sorpresas que pueden llegar a pasar.

 

-“Take a chance” fue otra de las grandes canciones, ¿te acordás cómo fue que la escribiste?

 

-En un camarín durante una gira. Me sentía culpable y enojado por una relación. Estaba atrapado y quería ser libre. La verdad que estaba confundido, solitario, y con una banda recorriendo el mundo. Me sentía vacío justo en una época donde estábamos sonando mucho y cumpliendo nuestros sueños. Fue una época de mucha confusión.

 

-¿Cuál es el mensaje que buscas transmitir en las canciones?

 

-Tiene que ver con el anhelo que uno siente por dentro. Una suerte de consuelo. Escribo todo el tiempo, y por lo general, es un estado de inconsciencia donde respondo a mis sentimientos. El mensaje que busco transmitir trato que sea bueno, que tengan un sentimiento de esperanza. Tratamos sobre situaciones que nos toca vivir relacionadas con el amor, los deseos, el miedo. Es una suerte de catarsis que por algunos momentos puede ser muy doloroso.

 

-¿Qué nos podés contar del tercer disco del grupo “The Runaway”?

 

-Es el que tiene el mejor sonido. En cierta medida es más orquestal y fue el primero que grabamos en nuestro propio estudio, después de pasar un par de años construyéndolo. Me gustan las canciones como “The Pulse” Y “Hurt So Good” que tuvieron una buena llegada en la gente.

 

-¿Están trabajando en nuevas canciones?

 

-Sí y estamos muy cerca de terminarlo. Es el material más crudo que hemos hecho. Es rebelde y divertido. Estoy en un mejor lugar y me sorprendo con las canciones que compuse. Hay mucha energía, son más cortas y con más fuerza. Tiene menos drama, más peligro y confianza.


 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter