27 MAY 2016

Tidal está disponible en la Argentina

El servicio de streaming, competencia de Spotify y Google Music, comenzó a funcionar en el país. Tarifas y funciones.
1385
Por Maxi Poter

 

A poco más de un año de su rutilante lanzamiento, apoyado por un dream team de artistas, la plataforma de streaming Tidal llegó a la Argentina y otros países de América Latina.

 

A diferencia de servicios similares en la región, como Spotify o Guvera, no cuenta con un abono gratuito soportado por publicidad y ofrece dos planes pagos. El primero, Tidal Premium, cuesta $ 36 por mes (lo mismo que Spotify y Google Music en nuestro país) y brinda acceso a un catálogo de 40 millones de canciones en formato MP3 de 320 Kbits, además de 130.000 videos en HD. Por otra parte, la opción Tidal HiFi tiene un valor de $ 72 mensuales, pero ofrece reproducción en tiempo real en formato FLAC, es decir, sin pérdida de calidad por compresión.

 

En general, Tidal cuenta con funcionalidades muy similares a las de sus competidores y, también, sus tarifas en nuestro país son inferiores a las de los Estados Unidos (de 9,99 a 19,99 dólares), y hasta difieren de lo que se paga en otros lugares de Sudamérica. Por ejemplo, la cuota Premium, que aquí se abona el equivalente a 2,40 dólares, cuesta en Chile aproximadamente unos 4,60 de esa moneda.

 

La compañía surgió en marzo en 2015 como una nueva alternativa en el negocio de la música online, luego de que el empresario rapero Jay-Z comprara por 56 millones de dólares su casa madre, la sueca Aspiro, y sumara como socios a personalidades de la talla de Alicia Keys, Beyoncé, Calvin Harris, Coldplay, Madonna, Kanye West y Usher, entre muchos otros. La propuesta es un servicio donde los artistas obtienen un mayor porcentaje de ingresos y el público puede acceder a música en mejor calidad y contenidos exclusivos.

 

En ese sentido, Tidal está marcando una diferencia. Ofrece transmisiones en vivo de recitales y eventos, y hasta realiza series y producciones originales (algo que Spotify anunció que también hará pronto). Y ya son varios los artistas que eligieron esta plataforma para ofrecer sus nuevos álbumes antes que en otros servicios, como lo hicieron Rihanna con "ANTI", Beyoncé con "Lemonade" y Kanye West con "The Life of Pablo", lanzamiento que (se rumorea) hizo que Tidal lograse duplicar su base de suscriptores.

 

Hoy, el servicio cuenta con más de tres millones de usuarios en el mundo, muy lejos de los 100 millones que reúne Spotify, de los cuales el 30 por ciento son pagos. Pero ambos contendientes, al igual que todos los jugadores del musicbiz online, pugnan por el mismo objetivo: intentar aumentar su clientela y lograr la escala necesaria para dejar atrás los números en rojo.

 

Sí, el streaming es hoy el principal motor de la música digital en el mundo, cuyos ingresos por primera vez en la historia superaron a los correspondientes por ventas en formato físico. Un fenómeno que también se replicó en el mercado argentino, tal como adelantó Generación B. Es más: en el último año, los servicios online aumentaron sus ingresos en más de un 45 por ciento y fueron los que empujaron un 3,2 por ciento las ventas de música globales, según el más reciente informe de IFPI.

 

Aun así, las ganancias siguen sin aparecer. Hace unos días trascendió que Spotify consiguió el récord de 2.180 millones de dólares en ingresos en 2015, pero las pérdidas alcanzaron el pico de 194 millones. Es verdad que también se puede ver el vaso medio lleno: los ingresos treparon un 80 por ciento, mientras el rojo apenas un 7.

 

Es por esto que las compañías de streaming se expanden hacia nuevos mercados y apuestan a la generación de contenidos que puedan capturar nuevos usuarios para lograr la masa crítica necesaria que nivele las cuentas. Después de todo, triunfar en la música siempre se trató de una cuestión de volumen.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter