22 JUL 2016

Todos hablan de Charlie Puth

Retrato del ascendente cantante que es buscado por las estrellas del pop
1667
Por Carlos Iogna Prat

Meses atrás, durante una reunión en un sello discográfico, me hablaron sobre la calidad musical de un nuevo cantante. Me dijeron su nombre, el cual me sonó familiar por leerlo en algunas notas publicadas en portales extranjeros. “Lo tenés que escuchar, ese pibe la rompe” fue el comentario.

Esta semana se conoció un video que ya cuenta con una gran cantidad de “likes” en YouTube. Se trata de We Don't Talk Anymore que tiene como protagonista a Selena Gomez junto a…Charlie Puth. Ahí recordé aquella charla, la verdad que el muchacho tenía condiciones.

 

Un poco de historia

 

Charlie Puth de 24 años nació en Nueva Jersey, hijo de una profesora de piano amante del jazz y de la cultura pop (llegó a trabajar como presentadora en MTV), y de un constructor. El dinero no abundaba, fueron tiempos difíciles para la familia, pero desde muy chico el futuro cantante recibió la enseñanza de sus padres de ayudar a los que menos tienen.

 

Su vida fue como la de cualquier chico de la ciudad de Rumson, pero con un interés marcado por la música. El atentado al World Trade Center, en 2001, marcó el pulso del vecindario, muchos de sus vecinos trabajaban en las torres. “Es una zona que no hay muchos artistas, pero por alguna razón Bruce Springsteen es de ahí y Jon Bon Jovi vive muy cerca”, contó Puth a The Independent. El ambiente se llenó de dolor. Por aquellos días, Puth se interesó por el hip hop cuando tuvo en sus manos su primer disco “The Marshall Mathers”, de Eminem.

 

También buscó conocer otros estilos. Escuchó mucho góspel, todos los domingos iba a misa. Todo esto le dio forma a un legado musical muy importante. Su paso por la escuela no fue muy bueno, pero sus calificaciones eran altas en las clases de música. Esto llevó a sus padres a inscribirlo en una academia. Sus condiciones definieron su futuro: encontró refugio creativo en la famosa y prestigiosa Berklee.

 

Como para todos los artistas de su generación, YouTube se transformó en una plataforma de despegue. Versiones acústicas que dieron que hablar. En 2011, Puth ganó un importante concurso con un cover de Someone Like You de Adele. La buena repercusión lo llevó a presentarse en el programa de Ellen DeGeneres, donde cantó y al poco tiempo firmó su primer contrato. Volvió al set interpretando Need You Now de Lady Antebellum y una canción que compuso, Break Again. Al poco tiempo decidió sumarse a una discográfica más importante: Atlantic Records.

 

 

Su próximo paso fue grabar su primer disco. Horas de trabajo en el estudio preparando las nuevas canciones y también atento a cada detalle. El público y la crítica disfrutó See You Again, que tuvo la participación de Wiz Khalifa y formó parte de la banda de sonido de “Fast and Furious 7”. La canción está inspirada en un amigo de Charlie que murió en un accidente de tránsito. Finalmente salió “Nine Track Mind”, su esperado disco debut, donde tuvo la participación de importantes nombres como Meghan Trainor en el simple Marvin Gaye, un artista que influenció a Puth.

 

 

“Estaba en una cafetería y comencé a hacer un ritmo con el pie. Fue el comienzo del ritmo de la batería de la canción. Con Meghan nos encontramos en una fiesta donde estábamos hablando sobre las novedades musicales. Escuchó el tema y dijo ‘quién más canta en el tema, tiene que ser un dueto’”, recordó el músico a la revista Billboard. También se destacó la presencia de Selena Gomez en We Don't Talk Anymore. En definitiva, un buen material cargado de buenas canciones pop, cargadas de aires cercanos al soul, más interesantes arreglos.

 

 

Las luces del éxito relacionaron al músico con la famosa cantante y actriz. En su último show de su gira por los Estados Unidos, Selena lo invitó a subir al escenario para tocar el gran éxito y frente a la multitud lo presentó como “mi gran amigo”. Todo dicho. Ahora ya se puede disfrutar de ese momento en el video oficial. Charlie Puth se preparó y peleó por conseguir su gran sueño, el de llegar bien lejos en el mundo de la música y la verdad está dando los pasos correctos.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter